Motril

El plazo para adjudicar el tramo Gorgoracha-Puntalón acabó el día 9

  • Han vencido los tres meses recogidos en la proposición para que estuviera adjudicada la obra y no está aún ni licitada aunque el Gobierno prometió hacerlo antes del verano.

Comentarios 4

Las diputadas populares Celia Villalobos y María Fátima Báñez interpusieron el 9 de mayo una petición formal en la Mesa del Congreso de los Diputados para conocer el estado en el que se encuentra el tramo de La Gorgoracha-Puntalón de la A-7, fundamental para conectar el Puerto por autovía y para descongestionar el tramo de Torrenueva, en los que tantos atascos se producirán este verano, cuando entre en servicio el de Puntalón-Carchuna, el cual va a buen ritmo.

En este escrito, al que ha tenido acceso Granada Hoy, Villalobos y Báñez preguntan por el "grado de ejecución y situación administrativa en que se encuentra la partida consignada en los Presupuestos Generales del Estado para 2011 correspondiente al Ministerio de Fomento, para la A-7, en concreto, en el tramo La Gorgoracha-Puntalón-Enlace N-340 (Puerto de Motril) de 6,1 Km".

El asunto parecía definitivamente zanjado tras la aprobación en la comisión de Fomento el pasado 9 de marzo por unanimidad de la proposición no de ley en la que se instaba al Gobierno a declarar la construcción de la A7, a su paso por la provincia de Granada, como actuación de carácter prioritario para cumplir el compromiso de finalizarlo antes de marzo de 2012. En dicha proposición, además, se solicitó que este tramo fuera adjudicado en un plazo no superior a 3 meses (el plazo cumplió el pasado jueves, 9 de junio) y que antes de un mes se remitiera un informe con la planificación de los trabajos que quedan por ejecutar.

Al término de este último plazo de un mes, el PP de Motril acusó al Ministerio de "incumplir" sus compromisos al no haber hecho entrega de un documento exhaustivo de los tramos que faltan por ejecutar en la A-7 y de la inversión prevista en los mismos, así como de la licitación de La Gogoracha- Puntalón y de la situación del tramo Carchuna-Castell de Ferro, que tal y como desveló este periódico, lleva años paralizado y silenciado.

Tras la queja del PP, Fomento anunció en un comunicado de 19 de abril su intención de "licitar antes del próximo verano" el tramo de la A-7 La Gorgoracha-Puntalón, el único 'oficial' de la autovía que resta por comenzar (porque nunca se ha pronunciado públicamente sobre la necesidad de volver a licitar el de Carchuna-Castell de Ferro) y cuyo contrato tuvo que rescindirse por un modificado de más del 80% del proyecto. En dicho escrito se decía que la "voluntad política" del Gobierno era que la infraestructura se concluyera "dentro de los plazos comprometidos" que, según ha señalado en varias ocasiones el ministro José Blanco es el año 2012.

Fomento recordó que fue el 16 de abril de 2010 cuando el Consejo de Gobierno acordó autorizar la resolución del contrato de obras del tramo La Gorgoracha-Puntalón, que finalmente se materializó el 17 de mayo de hace un año.

Además, el departamento de Blanco detalló en este texto los pasos seguidos: "el Gobierno, en los últimos meses ha venido redactando el proyecto de terminación en el que se incluyen las actuaciones necesarias para la conclusión y puesta en servicio de las obras del mencionado tramo. En este momento se encuentra en fase de supervisión, previéndose que su aprobación se pueda realizar con carácter inmediato". También Fomento informaba de que después se procedería a iniciar el proceso de licitación, previsto para "antes de este próximo verano" y quedan menos de diez de días para que el propio plazo del Ministerio expire.

Según la contestación de Fomento, "este proceso ha de realizarse con un escrupuloso respeto a los procedimientos establecidos, anticipándose que en todo caso se llevarán a cabo las actuaciones precisas que permitan completar la tramitación en los plazos más breves posibles". Dicha fecha, "se fijará en función de las decisiones del órgano administrativo de contratación asistido por la Mesa de Contratación y por los servicios técnicos correspondientes".

En cuanto a las fechas de ejecución y a cuantías de inversión, éstas, aseguraron desde el Ministerio, "están en función de la oferta que resulte adjudicataria, que fija un plazo y una cuantía máxima y que se acompaña antes de iniciar las obras de un programa de trabajos que propone el adjudicatario y aprueba la Administración, que es el que recoge los elementos temporales y económicos del desarrollo de las actuaciones".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios