El cartel del Cristo de los Gitanos

  • El cofrade granadino Emilio Pintor aúna con ingenio los principales ingredientes de un buen cartel publicitario de carácter religioso y en la ciudad turística granadina: la Granada de la Semana Santa, de la Alhambra y el Sacromonte

SIRVA el cartel oficial de nuestra Semana Santa para afianzar la fe de los creyentes, ensalzar las bellezas de Granada, aumentar el número de visitantes y si en algo se mitiga la lista de parados ¡bendito sea Dios!

Tienen buen gusto y algo deben saber los que han elegido el tema del que debe ser el Cartel Oficial que anuncia nuestra Semana Santa. No se olvide el impacto propagandístico que tiene una imagen publicitaria bien seleccionada, teniendo en cuenta además que se trata de una Semana Santa que fue declarada de Interés Turístico Internacional.

Como mandan los cánones más convencionales de la técnica del buen cartelismo, una vez supuesta la calidad de la obra, el cartel debe reunir tres características esenciales: ser elocuente, hacer referencia fácil y visible al hecho o acontecimiento anunciado y contextualizarlo en el espacio y el tiempo marcando lugar y fecha. En este caso Granada, 2012. A partir de ahí funciona el artista, su sensibilidad, su ingenio y su oficio.

Este que nos anuncia la Semana Santa es obra del cofrade granadino Emilio Pintor, que no resulta ser precisamente ningún novato al ser el quinto cartel oficial que ha presentado, de los, supongo, centenares que habrá hecho el consagrado artista.

Y ha elegido el tema con fortuna, pues nos presenta nada menos que al Cristo del Consuelo, el de los Gitanos, aquel que hiciera Miguel Zúñiga en 1989 copiando fielmente al de José Risueño del siglo XVII. Coloca al pie cirios de sangre entre lirios, pitas y chumberas y de fondo estremecedoras hogueras iluminado el Monte sagrado imaginando la Alhambra enfrente. Aúna con ingenio los principales ingredientes de un buen cartel publicitario de carácter religioso y en la ciudad turística granadina: la Granada de la Semana Santa, de la Alhambra y el Sacromonte.

Hace luego la fotografía Fernando López y se le coloca un título sugerente y atrevido "Fuego en el Sacromonte"; fuego de hogueras, fuego de fraguas gitanas, de corazones ardientes de pasión. Reclamo algo alarmante pero que no merma para nada la calidad y el acierto del cartel, que ha sido enmaquetado por la empresa Clave Granada, la misma que en su día hizo la Passio Granatensis.

Lo dicho arriba; felicitemos a los artistas y pidamos al Cristo del Consuelo que nos consuele de verdad, que vengan muchos a visitarnos con fe, con fuego en el corazón como predica el cartel… pero con  algunos dinerillos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios