"No hay crisis pero vemos que a algunas cofradías les cuesta completar los costaleros"

-¿Qué imagen tiene de la Semana Santa de Granada?

-La veo cada vez mejor, más respaldada por la ciudad, con más seguidores. Pero no significa que no haya autocrítica y exigir una mejora de la presencia de las hermandades en la calle, más formales y serias. Me preocupa también más que las nuevas generaciones, la juventud, tengan menos interés por la Semana Santa.

-¿Cómo está el mundo del costalero en la ciudad?

-Por ahora hay que acompasar la exigencia de necesitar más costaleros y mejor preparados. Aunque por ahora lo hayamos soportado, no hay crisis pero sí vemos que es difícil y en algunas cofradías cuesta completar el número de costaleros.

-¿Qué se le tiene que exigir a un costalero?

-Siempre que sea posible se pueden exigir una serie de requisitos mínimos, sobre todo desde el punto de vista de la edad. A veces se tiene que recurrir a los jóvenes para completar las cuadrillas, pero se debe tener un nivel de perfección y condiciones físicas.

-¿Qué opina sobre los costaleros menores de edad?

-Es excesivamente prematuro que salgan debajo de un paso, sobre todo si quieren llegar a tener una trayectoria como costalero larga. Aunque muchos lo hemos hecho, no lo recomiendo.

-¿Hay alguna edad de jubilación del costalero?

-Si con 45 años está físicamente bien no tiene que haber problema para seguir.

-¿Cómo andan los pasos en la ciudad?

-En general se pueden ver pasos andando bien.

-Hablábamos de formación de los costaleros pero, ¿qué aprendizaje necesita un capataz?

-Lo normal es que antes de ser capataz se pase por la trabajadera. Es un paso previo habitual y luego pasar por los puestos de auxiliar de capataz para finalmente ponerse al mando principal del paso ya sea de Cristo o de palio.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios