Motril

La lluvia trunca el gran día de la Semana Santa

  • Dos de las tres hermandades no llegaron a salir de sus templos por la intensa lluvia · El Silencio, una incógnita

La predicción meteorológica se cumplió y después de un día despejado, minutos antes de las siete de la tarde comenzó a llover con fuerza impidiendo el desarrollo normal de las procesiones programadas para el Jueves Santo.

A las 19:30 horas estaba prevista la salida de la Hermandad de Penitencia de Nuestro Padre Jesús de la Pasión y María Santísima de la Amargura. Este año esta cofradía celebra su XXV aniversario, y dentro de los actos de conmemoración, habían decidido adelantar la salida, volviendo a sus orígenes para poder contemplar las imágenes a la luz del día, como antaño. La salida estaba prevista desde el Santuario de Nuestra Señora de la Cabeza, ya que este año con motivo del quinto centenario de la aparición de la imagen de la Virgen de la Cabeza en la Playa de las Azucenas de Motril, se celebra el Año Jubilar Mariano de la Patrona de Motril.

A esa hora se reunió la junta de gobierno y tras consultar con Málaga para comparar previsiones meteorológicas, decidieron permanecer en el templo y suspender la salida, con gran decepción por parte de todos los hermanos.

Igual sentimiento de impotencia se sintió una hora después. La segunda procesión programada para las 20:30 horas del camino de las Cañas, también se quedó sin salida. Era entonces cuando le tocaba el turno a la cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno y María Santísima de la Esperanza.

A medianoche y desde la Iglesia de la Encarnación de Motril estaba prevista la salida la Cofradía del Santísimo Cristo de la Buena Muerte, más conocida como la procesión del Silencio que sin acompañamiento musical emociona cada año a vecinos y visitantes. A cierre de esta edición, los hermanos seguían mirando al cielo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios