Crecen el racismo y la xenofobia en España avivados por las fuerzas políticas

  • Un informe de SOS Racismo revela que una tercera parte de los españoles expulsarían a los extranjeros que llevan mucho tiempo en paro y que la sociedad asume con normalidad recortar sus derechos.

Comentarios 66

La organización SOS Racismo ha denunciado el aumento del racismo y la xenofobia en España a lo largo de 2010 y el hecho de que haya sido "avivado e incentivado" por las fuerzas políticas, que asumen cada vez más postulados de extrema derecha. Esta es una de las principales conclusiones del Informe Anual 2010 de la organización, que recopila los avances y retrocesos en esta materia tanto en Europa como en España, y ha advertido sobre la "peligrosa deriva" del discurso político y cómo afecta a las percepciones de la sociedad.

Así, el informe revela que la sociedad española percibe a los inmigrantes "en clave utilitaria" hasta el punto de que una tercera parte de los españoles expulsarían a los extranjeros que llevan mucho tiempo en paro y que las iniciativas de recortar sus derechos han sido asumidas con normalidad por la sociedad. "Cada vez es mayor y más aceptada la mentalidad de que 'si no hay para todos, primero los de aquí' especialmente en materias como la sanidad, la educación o los servicios básicos", ha explicado en conferencia de prensa el coordinador del informe, Mikel Mazkiaran.

El documento detalla cómo el acceso de los inmigrantes a los derechos más básicos ha sido recortado, primero en la localidad catalana de Vic al negarles el empadronamiento, y luego en diversas localidades que han politizado la inmigración y aprobado medidas racistas y discriminatorias. "Pero lo más grave es que la clase política ha roto descaradamente los límites éticos con su discurso y que incluso los partidos tradicionales utilizan a los inmigrantes como piezas del juego político", ha planteado Alba Cuevas, de SOS Racismo Cataluña y una de las responsables del informe.

Parte de la culpa de que "excluir a una parte de la sociedad ya no esté mal visto" es de los medios de comunicación que, al dar publicidad a estos discursos, los hacen más presentes, ha argumentado. Otro capítulo del informe detalla las actuaciones discriminatorias y xenófobas de las Fuerza y Cuerpos de Seguridad tanto, públicas como privadas, que cada vez con más frecuencia actúan de manera conjunta para llevar a cabo este tipo de actuaciones.

A la falta de estadísticas oficiales sobre estos hechos se suma el que las "agresiones físicas, psíquicas y sexuales suelen quedar impunes por la dificultad de la denuncia y la desigual credibilidad de denunciante y denunciado. "Urge buscar estrategias y aprobar herramientas que permitan enfrentar la impunidad del agresor, mejorar la documentación de los casos y reparar el sufrimiento de las víctimas", ha reclamado Cuevas.

El informe también analiza el racismo y la xenofobia a nivel europeo, y considera como el evento de mayor gravedad en 2010 la decisión de Francia de llevar a cabo expulsiones masivas de rumanos y búlgaros de etnia gitana el pasado verano, y la reacción de aquiescencia de la UE. "Con esta decisión y el apoyo de la UE, se ha instalado en Europa una actitud de 'todo vale' que permite pasarse por alto acuerdos, leyes y derechos básicos", ha lamentado Mazkiaran.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios