Investigan la violación de una niña de 11 años que quedó embarazada

  • Un ecuatoriano implicado en la agresión ha sido detenido y puesto en libertad. El autor del delito, que había tenido una relación con la madre de la menor, está en busca y captura.

Comentarios 3

Las fuerzas de seguridad continúan la investigación de la violación en Orihuela (Alicante) de una niña de 12 años que quedó embarazada hace seis meses, después de que un hombre de 39 años fuera detenido por su posible relación con el caso pero posteriormente quedara en libertad sin cargos. 

Según el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), este arrestado fue puesto en libertad en abril, aunque ha trascendido ahora, sin imputación alguna por parte de la jueza de instrucción número 3 de Orihuela, en una causa en la que las fuerzas de seguridad siguen la investigación y se desconoce aún el autor de la supuesta agresión sexual. 

Fuentes del caso han informado de que la supuesta violación se produjo en noviembre de 2010 aunque el caso no trascendió hasta el pasado 20 de abril, cuando los servicios sociales del Ayuntamiento oriolano trasladaron la situación a las fuerzas de seguridad. 

Un día después, se detuvo al único detenido hasta el momento, un ecuatoriano identificado con las iniciales J.L.A.B.L., aunque poco después fue puesto en libertad sin imputaciones. 

La menor, que vivía en una pedanía de Orihuela, se encuentra en un avanzado estado de gestación y se ha hecho con su tutela la Consellería de Bienestar Social de la Generalitat Valenciana. 

Reside en un centro específico para la atención de menores tuteladas embarazadas, donde recibe un apoyo específico para su embarazo, según fuentes de la Consellería. 

Previsiblemente, seguirá en dicho centro cuando se produzca el parto y continuará allí durante la crianza del bebé, donde además de proporcionarle apoyo para su nueva situación se le facilitará atención escolar. 

Según publica hoy el periódico "La Verdad", en el momento de la violación la niña contaba con 11 años y actualmente su estado de salud es bueno, por lo que en principio la Ley no permitiría que abortara dado su avanzado estado de gestación y la ausencia de peligro para su vida. 

El diario añade que el autor de la violación podría ser un individuo con el que la madre de la víctima había mantenido una relación sentimental. 

Apunta que, en un principio, se investigó al padre de la menor aunque poco después se descartó su participación porque en noviembre de 2010 se hallaba en prisión, tras vulnerar una orden de alejamiento con respecto a su esposa. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios