Libertad bajo fianza para la niña acusada de quemar páginas del Corán en Pakistán

  • El abogado de la menor señala que ella y su familia siguen bajo una seria amenaza de ser atacados por integristas radicales tras salir de prisión.

Un tribunal de Islamabad ha dictado la libertad bajo fianza de la niña cristiana paquistaní Rimsha Masih, encarcelada desde hace tres semanas tras ser acusada de quemar textos coránicos, según informaron medios locales. El abogado de la niña ha declarado a los medios que tanto ella como su familia siguen bajo una seria amenaza de ser atacados por integristas radicales tras la excarcelación, concedida previo pago de medio millón de rupias (cerca de 5.300 dólares).

El contenido de la sentencia fue filtrado a los medios antes de hacerse pública y previamente a la habitual pausa de la plegaria que los viernes paraliza todas las instituciones en Pakistán.

El presidente de la Liga Interconfesional de Pakistán, Sajid Ishaq, declaró que una vez se dicte formalmente la salida de la cárcel de la niña -de unos 12 años de edad y que padece una discapacidad mental-, la primera prioridad es su seguridad. Ishaq se mostró confiado en que las autoridades, que ayer constituyeron un comité de alto nivel para seguir el caso, proporcionarán "la máxima seguridad" a Rimsha y a sus familiares. Sobre el pago de la fianza, cuyo importe no puede ser sufragado en ningún caso por la familia, Ishaq declaró que "hay varias organizaciones que ya se han mostrado dispuestas a colaborar, así que no será un problema".

Rimsha Masih fue detenida el pasado 16 de agosto en su casa del suburbio de Mehrabadi, en Islamabad, tras ser acusada por un vecino de haber quemado, sin saberlo según su propia declaración, unas páginas del Qaida Nurani, un libro para aprender a leer el Corán. El caso de Rimsha, que ha atraído las miradas de organizaciones de derechos humanos y de varios gobiernos occidentales, dio un giro el pasado fin de semana tras la detención del imán de una mezquita de Mehrabadi por haber falseado pruebas en contra de la menor. El imán, Jalid Yadun, fue encarcelado tras ser acusado por uno de sus asistentes de alterar las evidencias y poner hojas arrancadas del Corán en la bolsa que contenía las cenizas de lo quemado por la niña.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios