México, consternado por la muerte de 35 niños en el incendio de una guardería

  • El centro carecía de salidas de emergencia y estaba situado junto a un depósito de neumáticos que ardió de forma fulminante.

México entero está consternado por la muerte ayer de 35 niños en una guardería de Hermosillo, capital del estado de Sonora, que carecía de salidas de emergencia y estaba situada junto a un depósito de neumáticos que ardió de forma fulminante.

"Es un día de luto para México", dijo el presidente Felipe Calderón durante un acto oficial con alcaldes iberoamericanos en el que anunció todo el apoyo del gobierno "para los pequeñitos heridos". "Como mexicano, como padre de familia, como presidente de la República estoy verdaderamente, entristecido y consternado", manifestó el presidente, quien ha ordenado a la Procuraduría General de la República que investigue las causas del siniestro y aclare si existen responsabilidades de tipo penal.

Los niños, de entre once meses y cuatro años, murieron asfixiados por el humo que se extendió rápidamente y las quemaduras provocadas cuando el falso techo de la guardería se desplomó ardiendo mientras ellos dormían la siesta. El gobernador de Sonora, Eduardo Bours, informó en rueda de prensa que 34 de los cadáveres ya han sido identificados, y que hay 41 niños ingresados en diversos hospitales de Hermosillo, 20 de ellos en "extrema gravedad".

En medio del caos, los gritos de desesperación, y el dolor los socorristas y bomberos trataron de rescatar a los bebés y niños menores de cuatro años que quedaron atrapados, pero la puerta de la guardería estaba bloqueada por el fuego. Los vecinos que acudieron al lugar alarmados por las sirenas de la policía y las ambulancias formaron una cadena humana para sacar los pequeños cuerpos calcinados mientras otros voluntarios intentaban reanimar a los heridos.

Los bomberos tardaron una hora y media en apagar el incendio, pero como el lugar carecía de salidas de emergencia, los vecinos tuvieron que emplear mazos y vehículos pesados para abrir boquetes en las paredes y así poder evacuar a los bebés. Muchos padres buscaban anoche desesperadamente a sus hijos por los hospitales de la capital sonorense. La identificación de los muertos y heridos se vio dificultada por el hecho de que se trataba de niños de corta edad.

El Gobierno envió 15 médicos expertos en la atención de estos problemas, materiales de curación y asistentes en respiración, además de tres ambulancias aéreas para auxiliar en el traslado de las víctimas. Además, los 30 niños en estado más grave fueron trasladados en aviones ambulancia al Hospital Shirners de Sacramento (California), especializado en niños quemados.

Las autoridades aún no han aclarado oficialmente las causas del siniestro, pero la versión de los testigos apunta a que el fuego comenzó en un depósito de neumáticos. El incendio se propagó a la nave contigua, donde funcionaba la guardería ABC del Instituto Mexicano del Seguro Social, regentada por un particular. El lugar, donde antes funcionaba una industria de manufacturas, estaba situado junto a una gasolinera y a un taller de neumáticos, que fue donde se inició el fuego. El dueño del taller, que se encuentra detenido para prestar declaración junto a varias personas más, relató que escuchó una explosión, al parecer de un vehículo que había en el almacén, y después comenzó el incendio.

La tragedia de estos niños ha impactado a la sociedad mexicana y también ha provocado una condena generalizada. La Red de Organizaciones Civiles por los Derechos de la Infancia expresó su profundo dolor y expresó su solidaridad con los familiares y por las condiciones en que operan muchas guarderías. El local siniestrado medía 150 metros cuadrados, no tenía salidas de emergencia y albergaba a 176 niños. "Los accidentes pueden evitarse y el Estado tiene la obligación de promover políticas de prevención de los mismos en todos los ámbitos en donde se desarrollen niños y niñas", denunció la Red. Los alcaldes de la Unión de Capitales Iberoamericanas reunidos en Ciudad de México también expresaron su consternación por esta tragedia y guardaron un minuto de silencio en recuerdo de las víctimas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios