Muere un vigilante en un tiroteo en el museo del Holocausto de Washington

  • El presunto agresor, que fue herido por el agente, es un octogenario, veterano en la Segunda Guerra Mundial y vinculado a grupos racistas.

Un vigilante ha fallecido en un tiroteo que ha dejado, además del agresor, un herido leve. El autor del tiroteo, que tuvo lugar en el museo del Holocausto en Washington, fue identificado por la policía como un anciano, que se encuentra hospitalizado en condición crítica. A la espera de que la policía confirme la identidad del agresor, la cadena CNN reveló datos de agentes anónimos que le identificaron como James W. von Brunn, un hombre de 88 años vinculado a grupos racistas y veterano en la II Guerra Mundial.

El sargento David Schlosser, de la Policía de Parques de EEUU, dijo a un grupo de periodistas que el sospechoso entró al museo y disparó con un rifle a un vigilante de seguridad. Inmediatamente después, "uno o más guardias de seguridad" abrieron fuego contra el agresor. Ambos heridos se encuentran hospitalizados en el cercano hospital universitario George Washington en condición grave, según confirmó el alcalde de Washington, Adrian Fenty, en una rueda de prensa. Según la CNN, el guardia de seguridad ha fallecido en el hospital.

El incidente causó heridas leves a una tercera persona, dañada por la rotura de cristales, que fue dada de alta poco después de su ingreso en el hospital, según confirmó el portavoz del departamento de bomberos de Washington, Alan Etter. Según la policia y el FBI, el anciano abrió fuego contra el vigilante a pocos metros de la entrada del museo, donde se encuentran las máquinas detectoras de metales.

El alcalde, que calificó el tiroteo de "incidente aislado", aseguró que las fuerzas de seguridad seguirán investigando a lo largo de la tarde y la noche, y ofrecerán un informe detallado mañana. Tras el tiroteo, la policía ordenó el desalojo inmediato del museo, situado a tres manzanas de la Casa Blanca, y cortó el tráfico en los alrededores.

El museo, que recibe alrededor de 1,7 millones de visitantes al año, está protegido habitualmente por un extenso equipo de guardias de seguridad situados tanto en el interior como en el exterior del edificio. Aunque aún se desconocen los motivos del agresor, varios medios han señalado que el fiscal general Eric Holder y varios congresistas tenían previsto asistir esta tarde al estreno de una obra de teatro sobre Anne Frank. Además, el tiroteo se produce cinco días después de que el presidente Barack Obama visitara el campo de concentración de Buchenwald, en Alemania, para rendir homenaje a las víctimas del Holocausto judío y de la II Guerra Mundial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios