Los idiomas y las relaciones públicas son las claves para conseguir trabajo

  • El espíritu emprendedor, la educación y la buena presencia son algunos de los aspectos más tenidos en cuenta a la hora de contratar a un recién titulado, por delante del conocimiento técnico y las dotes comerciales

El conocimiento de idiomas, el perfil internacional, las relaciones públicas, el espíritu emprendedor y la educación, así como la buena presencia y actitud son los aspectos más valorados por las empresas a la hora de contratar a un recién titulado, por delante del conocimiento técnico y las dotes comerciales.

Ésta es una de las principales conclusiones del informe Los perfiles universitarios más demandados por las empresas en España, del IE University y la consultora de comunicación Kreab Gavin Anderson, que señala que las aptitudes que deben mejorar los recién titulados españoles son: la proactividad, autoexigencia, capacidad de trabajo y sacrificio, movilidad geográfica y automotivación.

Este informe, que señala que el 51% de las empresas encuestadas prefieren que las personas que se incorporen a su entidad no tengan experiencia previa para formarles, se ha hecho a partir de cuestionarios dirigidos a los jefes de recursos humanos de 100 empresas, entre ellas las incluidas en el Íbex 35.

Según el informe, el 86% de las empresas encuestadas cuentan con programas específicos de formación para los recién licenciados, que los encuestados prefieren que sean de las siguientes carreras (por orden): administración y dirección de empresas, otras ingenierías (sin especificar), ingeniería de sistemas, finanzas, derecho, humanidades, historia y filosofía.

Asimismo, en el ranking de las carreras más demandadas aparece comunicación, psicología, relaciones internacionales y arquitectura.

El 60% de las empresas en España prefieren ante una nueva contratación que la especialización sea en grado y posgrado y en el proceso de selección el 44 y el 39% considera relevante y muy relevante, respectivamente, el prestigio de la universidad. De esto se deduce que el centro de formación es un filtro muy importante de selección de candidatos: el 94% de las empresas afirman que les es indiferente que sea pública o privada.

De las compañías sondeadas, el 62% cree que un título de una universidad internacional aporta valor al candidato, si bien el 93% asegura que este perfil de licenciados en sus empresas representa menos del 50% y un 64% tiene menos del 10% de sus profesionales con posgrado en el extranjero.

Entre los idiomas, el más demandado, el inglés, seguido del francés y el portugués, y el 71% de las empresas prefieren un titulado con una educación interdisciplinar porque "aprende más rápido", mientras que todos piensan que es imprescindible que un estudiante haga prácticas durante sus estudios.

Durante los últimos tres años, la beca y el contrato en prácticas han sido las condiciones laborales más frecuentes para incorporar a recién titulados y la mayoría de empresas cree que esto no cambiará en los próximos cinco años.

Sobre el total de contrataciones previstas para los próximos años, más de la mitad afirma que el tanto por ciento total de recién titulados contratados en las empresas será menos del 50%.

A partir de estos datos, el estudio concluye que es más importante formar personas que formar técnicos, que las empresas buscan empleados proactivos y emprendedores y valoran la internacionalidad, los idiomas y la formación interdisciplinar.

Así lo señaló ayer Francisco Mata, decano de estudios de IE University, para quien el Plan Bolonia ofrece un mayor protagonismo a aquellas universidades que deseen diferenciarse y las que defiendan que el conocimiento es la clave, serán cada vez menos relevantes, frente a las que crean que la persona es la clave y el cliente la sociedad, que son las que triunfarán.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios