El transbordador 'Atlantis' regresa a la Tierra

  • El aterrizaje, que se aplazó en varias ocasiones por el mal tiempo, tuvo lugar en California

El transbordador espacial Atlantis aterrizó finalmente ayer en la base de la Fuerza Aérea Edwards, en California, tras varios aplazamientos en el Centro Espacial Kennedy de Florida debido al mal tiempo y después de concluir con éxito la misión de mejorar la capacidad del telescopio espacial Hubble.

El aterrizaje se llevó a cabo sin contratiempos en medio de unas condiciones climatológicas óptimas. El control de la misión dio la bienvenida por radio a sus siete tripulantes y les felicitó por su trabajo. El comandante, Scott Altman, aseguró que "ha sido un gran viaje" y agradeció a todos los equipos que han trabajado en diferentes partes del país para garantizar su vuelta. Además de Altman, la tripulación está compuesta por el piloto Gregory C. Johnson, la especialista Megan McArthur y los astronautas Andrew Feustel, John Grunsfeld, Mike Massimino y Michael Good.

La NASA había aplazado previamente el primer aterrizaje del transbordador espacial previsto para las 10:09 hora local de ayer (14:09 GMT) en el Centro Kennedy de Florida por las continuas tormentas, que impidieron su vuelta tanto el sábado como el viernes.

Hasta el momento, la agencia espacial había intentado evitar la opción de la base Edwards por el coste que implicará llevar al Atlantis de la costa oeste hasta la costa este de EEUU, cifrado en 1,8 millones de dólares.

Durante su misión, que estaba previsto que durara 11 días, los astronautas realizaron cinco caminatas espaciales en las que sustituyeron baterías y actualizaron los sistemas del telescopio Hubble, puesto en órbita por el Discovery hace 19 años y que con las últimas reparaciones podrá seguir operando durante cinco años más.

Entre los nuevos accesorios, el Hubble cuenta ahora con un espectrógrafo de los orígenes cósmicos, con el que observará la luz emitida por quásares extremadamente alejados de la Tierra para ver cómo cambia a medida que atraviesa los gases entre galaxias distantes. Esto permitirá que los científicos sepan de qué están compuestos esos gases, cómo han cambiado a lo largo de los tiempos y en qué forma afectan a las galaxias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios