Largas colas y críticas en el primer día de venta del iPhone 5

  • Cientos de personas han hecho cola en los países en los que ha salido al mercado el teléfono de Apple, muy criticado por su nuevo sistema de mapas.

Comentarios 15

Cientos de personas guardaron largas colas para hacerse con el iPhone 5 a las puertas de las tiendas de Apple de los nueve países en los que este viernes comenzó a venderse, mientras muchos usuarios mostraron sus quejas respecto al nuevo sistema de mapas del smartphone, que sustituye al anterior de Google.

Más de medio millar de personas se agolpaban ante las tiendas de Apple en Tokio y en Sidney. Hasta el cofundador de Apple, Steve Wozniak, guardó cola en una tienda australiana, según publicó en su cuenta de Twitter. En París, filas de clientes de cientos de metros se extendían a las puertas de la tienda situada cerca del museo del Louvre. Anthony Fitch, un DJ italiano de 19 años, durmió dos noches a las puertas de la Apple Store parisina para conseguir el nuevo smartphone, que no llegará a las tiendas italianas y españolas hasta dentro de una semana. Fitch, que pagó 899 euros por un iPhone 5 de 64 GB, gastó además otros 250 euros en vuelo a París desde Roma. "Es más grande, más ligero, más bonito, y sobre todo, más rápido", dijo tras salir de la tienda con el nuevo teléfono en sus manos.

Un día antes del inicio de la venta del iPhone 5, un sindicato francés había llamado a la huelga a los trabajadores de Apple para exigir un aumento de salario y mejores condiciones laborales. Sin embargo, la huelga apenas se vio secundada. Sólo unos 40 ex empleados recientemente despedidos se manifestaron frente a una de las tiendas. A Alemania llegaron también fans del iPhone desde otros países, como Dinamarca o Rusia.

En Londres, decenas de personas guardaban cola desde hace días para hacerse con uno de los nuevos iPhone 5. Minutos antes de la apertura, los trabajadores de la tienda de Regent Street, en el centro de la capital británica, comenzaron a aplaudir en el interior y a lanzarse consignas de ánimo antes de comenzar la cuenta atrás y recibir a los primeros compradores. En el exterior esperaban los clientes, muchos de ellos tras días durmiendo en la calle para ser los primeros en hacerse con el nuevo iPhone, a los que este viernes acompañaron un gran número de curiosos y periodistas. Finalmente a a primera hora de la mañana la seguridad de la tienda cedió el paso y, entre aplausos y vítores, quienes esperaban fueron subiendo la escalinata del recinto para llegar al mostrador donde esperaban los nuevos móviles, cuya venta ha quedado restringida a dos terminales por persona.

El arranque de la venta del nuevo terminal se vio algo ensombrecida por las críticas de algunos usuarios al nuevo sistema de mapas propio de Apple, que sustituye al de Google que empleaban las versiones anteriores del sistema operativo para móviles de Apple. Los analistas consideran que Apple podría vender hasta diez millones de iPhone 5 de golpe. En las primeras 24 horas de reserva se encargaron dos millones de teléfonos, batiendo así el récord de su predecesor, el 4S.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios