Espaliú se recupera bien de su grave cornada y pasa a planta

  • "Cuando vi salir la sangre a borbotones pensé que era la femoral", dice el coriano

El novillero Antonio Espaliú, que fue cogido de gravedad el domingo en la Maestranza, continúa recuperándose en el Hospital Sagrado Corazón de Sevilla de dos cornadas, una de 25 y otra de 5 centímetros, en el Triángulo de Scarpa. El joven diestro de Coria del Río, que ya ha pasado a planta, señaló a Mundotoro que se encontraba bien: "Empecé la noche con muchos dolores, pero gracias a los calmantes he estado tranquilo y sin fiebre. Me ha tocado sólo el Triángulo de Scarpa, pero no me lo ha partido".

Espaliú también comentó lo que pensó en la plaza: "Hice el esfuerzo de levantarme y vi que salió un chorro de sangre a borbotones muy grande y pensé que era la femoral. En la enfermería el doctor me dijo que me tranquilizara, que era limpia".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios