Julio Aparicio abandona la UCI, toma sólidos y ya habla

  • El diestro sevillano, al que le han retirado la cánula de la traqueotomía, comió un yogur

El matador de toros Julio Aparicio, que abandonó ayer la UCI del Hospital 12 de Octubre de Madrid, evoluciona favorablemente de la grave cornada que sufrió en el cuello hace casi dos semanas en Las Ventas y ya ha comenzado a comer alimento sólido e incluso a hablar, aunque aún con muchas dificultades. Allegados al torero han manifestado que le ha sido retirada la cánula de la traqueotomía y que ya ha ingerido un yogur para ver cómo asimilaba los alimentos sólidos. Además ya ha comenzado a pronunciar "palabras sueltas". Todo son buenas noticias sobre el estado de salud del torero, que permanece estable y consciente. Desde el gravísimo percance, Julio ha inquirido a los familiares cómo se desarrollaba San Isidro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios