El toreo despide a Víctor Barrio con dolor en Sepúlveda y con un responso en El Puerto

  • Los profesionales de la provincia se unen desde la Plaza Real al homenaje al compañero fallecido

El mundo del toro, consternado por la trágica muerte del torero Víctor Barrio, se congregó ayer en Sepúlveda (Segovia) para darle el último adiós, donde se pudieron ver centenares de rostros conocidos como los de José Tomás, El Juli, Ponce o Manzanares o maestros de la talla de Jaime Ostos y Palomo Linares. La lista de toreros era interminable, con diestros como Castella, Perera o Cayetano, o los compañeros que compartían cartel con Barrio la tarde en la que cayó mortalmente herido, Curro Díaz y Morenito de Aranda, y su padrino de alternativa, El Fundi.

Imposible citar a todos los profesionales, ganaderos, empresarios, escritores y amigos; a ese dolor se unieron los profesionales de la provincia de Cádiz y numerosos aficionados, que fueron convocados por la recién creada Asamblea Taurina de Cádiz (ATC) para un responso que ofició en la tarde de ayer en el albero de la Plaza Real, el capellán de la capilla del coso, el padre Antonio Olmo.

Tras la sentida plática se elevaron las preces de rigor, dedicando los profesionales y aficionados asistentes, así como la empresa, un impresionante minuto de silencio en memoria del matador, que se presentó en este mismo ruedo hace unos años sin caballos, y que era conocido y apreciado por todos y habitual en el campo bravo de la provincia.

Y un clamor: los profesionales de El Puerto y los venidos de Jerez, Sanlúcar, San Fernando o Algeciras, que han estado estrechamente unidos a la familia a través de la ATC, lamentaron el maltrato humano al que se ha sometido a la viuda, familiares y memoria de su compañero desde las redes sociales, destacando que la inmensa mayoría de los comentarios han sido de dolor y apoyo y coincidiendo en las palabras del padre Olmo: hay que seguir adelante, cada uno en su tarea.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios