"La corrida ha tenido una dimensión artística y emocional extraordinaria"

El matador de toros andaluz Manuel Carbonell vivió en primera persona y en la arena del Coliseo romano de Nimes el triunfo histórico de José Tomás. El diestro sevillano actuó como sobresaliente y realizó un quite en el sexto toro.

Carbonell, que este año únicamente había toreado en un festejo celebrado en la plaza de toros de Matara (Perú), explica: "Le pedí a José Tomás que me diera ésta oportunidad como sobresaliente. Es una forma de poder decir que estoy aquí, que continúo en mi profesión y con ganas para luchar. Me gustaría que esto sirviese para que me dieran una oportunidad en la plaza de Sevilla, donde todavía no he debutado como matador de toros, como tampoco he confirmado en Madrid. Ojalá pudiera torear en la próxima corrida del 12 de octubre en la Maestranza".

El torero algabeño contó con el respaldo de José Tomás gracias a que "tengo mucha confianza con él. Después de que tomara la alternativa estuvo un par de años en La Algaba, donde entrenaba y nos hicimos íntimos. Aunque hacía tiempo que no nos veíamos el reencuentro ha sido muy emocionante. Hemos recordado muchos momentos de los que pasamos juntos en Sevilla y nos ha dado mucha alegría. Hemos quedado para comer. José no se ha quedado en Nimes ni un minuto para celebrar su triunfo y se ha marchado de inmediato para su casa. Él es así. No le gusta el bullicio".

Carbonell explica que ha vivido la corrida, desde dentro del ruedo, con mucha pasión y que cuando José Tomás le ha brindado la oportunidad de entrar en quites, con el sexto toro, de Victoriano del Río, "me he vuelto loco de alegría. El toro ha sido el peor del encierro para ello y por eso he elegido como quite unas tafalleras para ayudarlo, rematando con una media verónica muy buena. Morenito de Nimes, el otro sobresaliente, había realizado otro quite, en su caso por gaoneras, en el quinto toro".

El torero continúa: "Me he sentido un privilegiado. Ha sido un día histórico para la tauromaquia. La corrida ha tenido una dimensión artística y emocional extraordinaria, totalmente diferente a lo que se ve habitualmente. No se puede explicar con palabras".

¿Qué destacaría, como profesional, de lo logrado por José Tomás? Carbonell responde de manera explícita y contundente: "Ha estado completísimo, con quites en todos los toros y una gran variedad con la capa. Con la muleta, sensacional tanto con la derecha como con la izquierda y en los remates. Pero es que además ha matado a todos los toros, salvo al que ha indultado, por el hoyo de las agujas". Y remata: "El público se ha entregado al cien por ciento y lo ha vivido con una pasión desbordada. El ambientazo de antes y después de la corrida, con una expectación sobrenatural, convierten todo ello en una corrida histórica".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios