La terna triunfa en Palencia pero Talavante lo paga con una cogida

  • El Juli suma tres trofeos, Manzanares dos y el espada extremeño se mantiene en el ruedo con una herida grave, desorejando al sexto tras una valiente faena

Ganadería. Toros de Garcigrande. Desigualmente presentados y paupérrimos de cabeza. Del conjunto, que ha sido manejable, ha sobresalido la calidad del cuarto y del sexto. El peor ha sido el quinto. TOREROS: El Juli, oreja y dos orejas. Manzanares, oreja y oreja tras aviso. Alejandro Talavante, saludos tras aviso y dos orejas. Incidencias. Tres cuartos de entrada en tarde muy agradable. Talavante sufre herida punzante en el tercio superior de la cara interna de la pierna derecha, con trayectoria ascendente que interesa el músculo gemelo interno, produciendo importantes destrozos musculares, siendo trasladado al Hospital Río Carrión de Palencia, para su vigilancia y supervisión. Grave.

El Juli ha cortado tres orejas y José María Manzanares y Alejandro Talavante dos cada uno, ayer en Palencia.

El Juli consiguió meter en la muleta al primero de la tarde, un toro que buscaba con insistencia las tablas. Tuvo mucho mérito la faena del diestro madrileño, aunque faltó la emoción por la sosería y blandura del animal.

En su segundo enemigo culminó una sensacional actuación, con una faena en la que exhibió su amplio repertorio y su poderío, en series con ambas manos, en las que si una tanda era buena, la siguiente superaba a la anterior.

Hubo temple, hondura y despaciosidad, en una labor de intensa belleza. La media estocada en su sitio, de la que el toro cayó rodado, desató el delirio en los tendidos.

Manzanares en el primero de su lote consiguió algunos muletazos con la diestra de bella factura. Se acopló peor con la izquierda, dentro de un conjunto aseado.

Muy voluntarioso y entregado estuvo en su segundo enemigo. Un toro complicado y protestón al que el diestro alicantino le robó los muletazos en un alarde de valor y profesionalidad.

Quietud, verticalidad y temple tuvo la faena de Talavante al primero de su lote, pero el mal uso de los aceros emborronó una labor importante.

En el último, con el delirio en los tendidos, Talavante realizó una valentísima y emotiva faena. En uno de los muletazos, el toro derribó al diestro, que cojeando le dio muerte de una estocada.

Al término del festejo, "El Juli" y Manzanares rehusaron salir a hombros y se dirigieron a la enfermería a ver a su compañero.

Por otro lado el torero vallisoletano Leandro sustituirá en la corrida de hoy en Palencia a Cayetano Rivera, quien finalmente no podrá reaparecer en el coso de Campos Góticos.

El cartel quedará integrado por Morante, Leandro y Carlos Doyague, con toros de Vellosino.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios