La serendipia de la Taberna Salinas

La serendipia de la Taberna Salinas La serendipia de       la Taberna Salinas

La serendipia de la Taberna Salinas / reportaje gráficO: maría de la cruz

Una serendipia sucede cuando se encuentra algo que no se estaba buscando, es decir cuando la casualidad y la causalidad se funden en una nueva aleación. La serendipia es normalmente un concepto positivo que incluye sorpresa y destino en su impronta y que puede darse en cualquier aspecto de la vida. Este es el caso del matrimonio formado por Carmen Jiménez y Manuel Salinas, un dúo en lo personal y lo profesional que se 'encontraron' hace 17 años con que su forma de vida y la de toda la familia podía cambiar radicalmente.

Manuel Salinas fue empleado de banca durante más de quince años hasta que allá por el 2000, junto a su mujer decidió emprender -aquí la serendipia- un camino que tradicionalmente le venía dado de forma genética: regentar un bar. Manuel cuenta que su bisabuelo allá por principios del siglo XX reinaba tras una barra, la de la primera Taberna Salinas. Ante esta causalidad, Manuel decidió seguir la tradición y montar la suya propia en Granada.

SugerenciasLos arroces, las carnes y las croquetas como las de morcilla y mango

La Taberna Salinas, emplazada en la calle Elvira 13, es un precioso y amplio lugar "donde se puede hacer de todo: tapear, comer o cenar", explica Manuel. Y pese a que su público es mayoritariamente turista, el padre de esta familia lo define como un sitio "hecho por granadinos, para granadinos y donde puede entrar todo el mundo".

Al frente de los fogones de esta taberna con tres ambientes -barra, comedor, y mesas de tapeo- está David Salinas, el hijo del matrimonio, que en su carta propone una variedad de platos concisos y contundentes diseñado para quienes disfruten de la comida andaluza de calidad y solera.

Entre sus platos se pueden encontrar arroces como el negro con alioli, el caldoso a la marinera o el de carrillada y trigueros. Entre los de carne figuran la fastuosa carrillada de cerdo ibérica con un toque de cacao o la galleta de cordero deshuesado con salsa de compota de tomate y romero.

En cuantos a los pescados, destacan el tataki de atún con sésamo y soja, el bacalao gratinado con alioli de manzana y jengibre o el pulpo salteado. Si lo que se desea es algo para picar se pueden pedir tablas, raciones y tapas, además de sopas, ensaladas y verdes.

3 Taberna Salinas. Calle Elvira 13. Abierto todos los días en horario habitual de restaurante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios