De Órgiva hasta el Tíbet con un pasaporte de solidaridad

  • La asociación de Mujeres por la Igualdad organiza un rastrillo para una escuela hogar en la región asiática

De Órgiva hasta el Tíbet con un pasaporte de solidaridad De Órgiva hasta el Tíbet con un pasaporte de solidaridad

De Órgiva hasta el Tíbet con un pasaporte de solidaridad

Comentarios 0

La asociación de Mujeres por la Igualdad de Órgiva lleva casi dos décadas buscando fórmulas de financiación para poder llevar a cabo numerosos proyectos en pro de la igualdad y la solidaridad. Desde una escuela hogar en el Tíbet, hasta las catástrofes del huracán Mitch en Nicaragua o el terremoto de El Salvador, en todos estos proyectos siempre han aportado su granito de arena. Actualmente uno de los principales proyectos en los que están trabajando es en el del mantenimiento de la Casa de Acogida que gestionan para atender a las mujeres víctimas de la violencia de género, así como a sus hijos.

Una de las formas de financiación para mantener la casa y participar en los proyectos mencionados la realizan a través del denominado Rastrillo Solidario ubicado en varios pisos de la calle Torna de Órgiva. Cada jueves abren las puertas de este mercadillo donde a un módico precio exponen a la venta todo tipo de complementos, utensilios, libros o juguetes, todos donados por los propios vecinos.

Una de las socias de la Asociación de Mujeres, Salvadora Moreno, cuenta que a través de este mercadillo reutilizan y reciclan. "Tenemos de todo, desde una sección de ropa clasificada para todas las edades, hasta juguetes, cedés, vídeos, cacharros de nuevas tecnologías, objetos de decoración o libros. Y con ello pretendemos, primero evitar que muchas de estas cosas vayan a la basura, porque todos tenemos cosas que nos da pena tirarlas, y lo que hacemos es darle a la gente la posibilidad de que nos las traigan y ponerlas a disposición de quienes les hace falta".

La idea de hacer el rastrillo surgió hace 16 años de la mano de esta asociación y con objeto de recaudar fondos para financiar los proyectos que les han ido surgiendo. "Vienen a traernos ropa todo tipo de personas y cada día que abrimos se acercan a comprar entre 100 y 200 personas" añade Salvadora, y aclara que "todo lo que recaudamos va destinado a diferentes proyectos e incluso para ayudar a aquellas mujeres que nos necesiten, como el caso de una madre que una vez nos pidió ayuda para poder operar a su hija".

El proyecto de mayor envergadura en el que actualmente trabajan es el de la Casa de Acogida de Órgiva (la única de toda Andalucía gestionada por una asociación), "el rastrillo solidario es nuestro soporte fundamental para mantenerla. Además muchos de los materiales que se venden en el rastrillo han sido confeccionados por las propias usuarias de la casa.

más noticias de VIVIR Ir a la sección Vivir »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios