Vivir

La carrera del agua como Fiesta de Interés Turístico

  • La Consejería de Turismo y Deporte otorga esta distición "de carácter indefinido" para esta festividad que se celebra en Lanjarón

Comentarios 1

El agua es fuente de vida, de salud, de bienestar y tiene carácter universal, pero además de ello, en Granada ha adquirido un papel 'especial'. Ayer se publicó en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) que la Carrera del Agua del Lanjarón que desde 1980 se ha celebrado todos los años de forma ininterrumpida ha sido declarada Fiesta de Interés Turístico de Andalucía. Esta declaración tiene como objetivo reconocer el atractivo de algunas festividades y los lugares donde se realizan para impulsar así su promoción y darlas a conocer a todo el país.

La Carrera del Agua de Lanjarón se lleva a cabo todos los años durante la noche de San Juan, desarrollándose desde las 00:00 hasta las 01:00 horas de la madrugada. En ella, multitud de ciudadanos de distintos puntos de la geografía se reúnen para echarse agua y disfrutar de la fiesta.

El año pasado, debido a la gran cantidad de personas que querían apuntarse y como medida de prevención, se tomó la medida de cobrar cinco euros a quienes no fueran residentes del lugar. Así, hasta 10.000 personas se dieron cita durante esa hora en Lanjarón para disfrutar de la fiesta.

Con un marcado tono religioso a la par que pagano, los participantes celebran la llegada del solsticio de verano con agua en lugar de con fuego, como se hacía antiguamente. El origen se remonta a la tradición de los lanjaronenses de acercarse a las fuentes para lavarse la cara y mojar a todos los transeúntes con la que es una de las aguas más beneficiosas y saludables con las que actualmente se comercia.

Esta celebración popular también se encuentra vinculada con productos gastronómicos típicos de la zona, como el jamón o los buñuelos. Por ello, esta carrera forma parte del ciclo de Fiestas del Agua y del Jamón que organiza Lanjarón.

La obtención de esta distinción otorga el derecho a figurar en las acciones de promoción de la Junta con un distintivo propio, además de ser tenidas en cuenta como mérito para recibir ayudas autonómicas, y debe de respetar las características tradicionales del bien declarado, fomentar su calidad y velar por el respeto al medio ambiente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios