vicente rodríguez estévez. vicepresidente de fedehesa

"El bosque podría recuperarse, pero no la cultura ganadera"

  • Advierte que la supervivencia de la dehesa es responsabilidad de la Administración española, que distribuye los fondos comunitarios de la PAC

Rodríguez Estévez, en su despacho. Rodríguez Estévez, en su despacho.

Rodríguez Estévez, en su despacho. / M. G.

Una voz que clama en el desierto parece la del doctor en Veterinaria por la Universidad de Córdoba en esta entrevista, en la que analiza los problemas que acechan al futuro de la dehesa y sus posibles soluciones, con una opinión clara y repartiendo responsabilidades.

-¿La dehesa está realmente en peligro de extinción como ecosistema y, por tanto, las explotaciones que de ella dependen?

"Lo más justo sería un pago compensatorio por los servicios que la dehesa presta a la sociedad"

-Primero hay que tener claro qué es la dehesa. La podemos definir con una foto en la que se vean quercus, encinas y alcornoques, pastos y ganado pastando en equilibrio con el agroecosistema. Para que haya ese equilibrio hace falta la intervención del ganadero, ya que la dehesa existe por y para la ganadería extensiva. Como esta ganadería está desapareciendo, la dehesa se ve arrastrada hacia dos extremos diferentes: intensificación y pérdida paulatina de arboleda, y abandono con progresiva invasión de matorral, lo que aumenta el riesgo de incendios y desaparición de su riqueza. La dehesa es la mejor solución agraria para aprovechar un territorio de suelos pobres y clima árido, para lo que el ganadero ha venido seleccionando árboles y plantando bellotas desde tiempo inmemorial. Aunque el hipotético retorno al bosque mediterráneo primigenio pueda parecer idílico, en la dehesa hay más biodiversidad porque están presentes las especies del bosque, del pastizal y de la transición entre ecosistemas. El bosque podría recuperarse, pero no la cultura ganadera que desaparece y que secularmente ha vertebrado este territorio.

-¿Qué medidas concretas y de carácter inmediato habría que tomar?

-La más justa sería un pago compensatorio por los servicios que da la dehesa a la sociedad, para ayuda a las rentas, que permita mantenerla en condiciones óptimas, con cargas ganaderas ajustadas, con áreas para regeneración del arbolado, podas adecuadas, etc. En la dehesa se producen alimentos de alta calidad al tiempo que se conserva el medio ambiente; si desaparece la ganadería extensiva desaparece también la dehesa, tal y como la entendemos, y la primera no es rentable en la actualidad. La PAC viene siendo tremendamente injusta con la dehesa; que ésta penalice la presencia del arbolado con la aplicación del CAP (Coeficiente de Admisibilidad de Pastos) es algo inaudito y esperpéntico.

-Para la seca no hay remedio efectivo ¿no?

"El Plan Director de las Dehesas de Andalucía no ha sido apoyado por ganaderos o por los propietarios"

-Entendiendo por seca la podredumbre radical causada por Phytophthora cinnamomi, hay algunas medidas preventivas que podrían ayudar algo. Pero los posibles remedios son costosos y no son abordables por unas economías ganaderas que dan pérdidas. En la situación actual y considerando las ayudas de la PAC vigente, la conservación y mantenimiento de la dehesa conlleva un déficit superior a los 150 euros por hectárea y año; lógicamente, si no se cuida la dehesa el déficit se reduce, pero ésta se pierde. Conservar la arboleda es costoso, pero no olvidemos que ante un propietario que se preocupa por los árboles estamos en una coyuntura de una PAC que penaliza la presencia del árbol. Esto es muy grave y los políticos actuales son los responsables de mantener este ecosistema para las futuras generaciones.

-¿Qué responsabilidad sobre los problemas de la dehesa tiene el ganadero y cuál las administraciones?

-La responsabilidad de cada uno es consecuencia de las visiones cortoplacistas; pero, resumiendo, el ganadero sólo puede intentar prolongar su descapitalización y la Administración debería ser más coherente.

-¿Por qué cuesta tanto que en Europa entiendan qué es la dehesa y por qué es necesario preservarla?

-Europa lo tiene clarísimo cuando se le explica. Hace un par de años tuve ocasión de explicárselo en un seminario a los técnicos de la comisión. El problema es español; los fondos que tiene Bruselas son los de la PAC y donde habría presupuesto es en el pilar I y no en las partidas de desarrollo rural, que son reducidas y para todo el territorio. Pero para ayudar a la dehesa hay que dejar de apoyar a otros sectores agrarios mucho más fuertes y eso no saldría gratis políticamente. La falta de entendimiento es nacional; no hay responsables fuera de España.

-¿Qué opina del Plan Director de las Dehesas de Andalucía? ¿Es lo que el sector necesita?

-Sólo cabe decir que no lo ha apoyado ningún colectivo de ganaderos o propietarios de dehesa. Se ha hecho de espaldas al sector y obviando las necesidades reales de la dehesa. Su financiación es muy escasa y también se teme su carga burocrática.

-¿Cómo va a afectar el nuevo marco de la PAC a la dehesa?

"La norma de calidad del cerdo ibérico sólo ha perjudicado y utilizado al cerdo ibérico de bellota"

-Algunas promesas son bonitas, pero hace tiempo que dejé de creer en las promesas. Llevo ya unas pocas de PAC vistas, antes y después de dejar de ser nuevas, y parece que la dehesa siempre tendrá su oportunidad no en la inmediata, sino en la próxima. La PAC española no es justa. ¿Se le ha dicho a la sociedad que tenemos una PAC que utiliza un coeficiente de admisibilidad de pastos para quitar ayudas a las dehesas mejor conservadas porque tienen árboles? Quisiéramos que la dehesa tuviera una consideración propia en la PAC y que recibiera unas ayudas similares a la de los cultivos permanentes. Ahí están los árboles produciendo bellotas y otros bienes para justificarlo.

-¿Por qué aparecen continuamente denuncias sobre fraudes en el ibérico de bellota? ¿Hay un problema real?

-Porque es cierto que hay un problema real. La norma de calidad del cerdo ibérico sólo ha perjudicado y utilizado al cerdo ibérico de bellota. Ahora, con inspecciones, se producen casi el triple de cerdos de bellota que antes, a pesar de que las dos últimas montaneras han sido pésimas. Nos hemos cargado la confianza en un producto único con el beneplácito ministerial. Es triste que para tener confianza en lo que se compra haya que pedir un jamón ibérico de cebo, es decir, cruzado y de pienso, ya que nadie va a engañar con ese etiquetado. Las denominaciones de origen son un plus de garantía, y también hay empresas muy serias.

-¿Qué trabajo del realizado por Fedehesa le gustaría resaltar?

-Por primera vez se aglutina al sector de la dehesa con asociaciones y cooperativas de todo el territorio de la dehesa, representando diferentes sensibilidades e intereses, pero con un objetivo común: defender la dehesa y sus valores. Sólo de Andalucía hay ocho entidades.

-Y ahora hábleme de los proyectos de la Federación.

-Por ejemplo, actualmente participamos en un proyecto, Poctep, de cooperación transfronteriza entre España y Portugal para la "valorización integral de la dehesa-montado", financiado por la Unión Europea, y estamos en la última fase de aprobación de un nuevo Life para la dehesa. Además tenemos otros frentes relacionados siempre con la conservación del ecosistema y la ganadería extensiva y apoyamos todos los de nuestras entidades federadas. Por primera vez el sector dehesa cuenta con una representación exclusiva para su defensa en beneficio de toda la sociedad; porque la dehesa es un agroecosistema modelo, envidiado y admirado fuera de nuestras fronteras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios