Absuelto de violación y secuestro pues la víctima pudo sufrir temor subjetivo

  • Las circunstancias que rodean al secuestro ponen en duda su veracidad ya que la mujer no dejó de hacer su vida normal sin llegar a pedir auxilio ·La Fiscalía pidió 20 años de cárcel y el pago de 30.000 euros

Comentarios 1

La Audiencia de Sevilla ha absuelto a un hombre, para quien el fiscal pidió 20 años de cárcel por secuestrar durante tres meses y violar varias veces a una mujer, porque la denunciante permaneció voluntariamente con él aunque pudo sentir "temor subjetivo" por la "relación de dominación" que mantenían.

La Sección Tercera de la Audiencia, en una sentencia a la que ha tenido acceso Efe, dice que no se comprende el presunto secuestro de tres meses, tiempo durante el cual la denunciante siguió visitando regularmente a sus hijos y ex marido, trabajó para una empresa de limpieza, salió a locales de ocio con el acusado, sin pedir auxilio, y llegó a irse de vacaciones a Marruecos.

Tal cúmulo de circunstancias "inducen dudas razonables sobre la versión incriminatoria" y más bien parecen definir "una relación basada en la dominación ejercida por R.A.D. sobre la testigo, quien probablemente viviera una situación de temor subjetivo que no se correspondía con las circunstancias objetivas", dicen los jueces.

En el juicio, la Fiscalía pidió para R.A.D., de 60 años, un total de 20 años de cárcel y el pago de 30.000 euros de indemnización por supuestamente mantener secuestrada varios meses a A.M.R.C., a la que había contratado como limpiadora de su domicilio.

Lo único que la sentencia considera demostrado es que la mujer conoció a finales de febrero de 2006 al procesado y permaneció en su domicilio hasta el 10 de mayo, tiempo durante el cual ambos mantuvieron frecuentes relaciones sexuales.

El acusado llegó a cumplir dos meses de prisión preventiva por estos delitos, por los que la acusación particular solicitó 25 años de cárcel, han informado a Efe fuentes del caso.

Según la sentencia, "pese a la situación de permanente coacción vejación y encierro involuntario supuestamente sufridos", la mujer "logró sin embargo liberarse en distintos momentos, en una ocasión por tiempo de hasta once días".

Los jueces citan otras contradicciones como el hecho de que la víctima, según su propias manifestaciones, "durante todo el tiempo que duró su presunto secuestro, siguió visitando regularmente a sus hijos menores", que vivían con su ex esposo, y saliendo con el acusado a la calle y a locales de ocio.

En ninguna de esas ocasiones "denunció su situación a la Policía, contó lo sucedido a sus familiares o amigos ni pidió auxilio a las personas con las que se relacionaba o trabajaba", explica la sentencia.

Además, la denunciante llegó a admitir que hizo un viaje de placer a Casablanca (Marruecos) durante varios días con otra persona.

Tal cúmulo de circunstancias -dicen los jueces- introducen "dudas razonables" sobre su acusación y más bien apuntan a una "relación de dominación" en la que la mujer "vivió una situación de temor subjetivo que no se correspondía con las circunstancias objetivas en las que se desarrolló su estancia en el domicilio del procesado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios