Aparecen dos buitres y una tortuga boba muertos y manchados de hidrocarburo

  • Medio Ambiente dice que el Parque Natural del Estrecho tiene un plan de autoprotección. Ecologistas en Acción critican que la Junta solo se ocupa de limpiar las playas y elude la existencia de residuos en la zona

Comentarios 17

Fuentes de la delegación de Medio Ambiente informaron ayer a este diario de que técnicos de vigilancia ambiental del Campo de Gibraltar que se encontraban inspeccionando las playas afectadas por el vertido procedente de Gibraltar hallaron ayer en la playa de El Chinarral los cadáveres de dos buitres leonados y de una tortuga boba, esta de unos ochenta centímetros. Esta playa ha sido una de las perjudicadas por el vertido procedente de Gibraltar tras el incendio en los tanques del puerto gibraltareño.

La Delegación Provincial de Medio Ambiente informó de que estos animales se encontraban manchados con residuos. Las fuentes explicaron que la responsable Silvia López ordenó al Centro de Gestión del Medio Marino (Cegma), de Algeciras que retirara los cuerpos y los trasladara a las instalaciones en El Saladillo con el objetivo de practicarles una necropsia y determinar así las causas de las muertes y determinar si están o no relacionadas con el vertido.

Según las primeras averiguaciones los buitres y la tortuga pueden haberse visto afectados por el temporal de levante. La delegada añadió que si se demuestra que las muertes están relacionadas con el vertido, este hecho se tendrá en cuenta "a la hora de exigir responsabilidades". También se han detectado en El Chinarral medusas vivas.

Por otro lado, la delegada de Medio Ambiente de Cádiz, Silvia López, aseguró ayer que el parque natural del Estrecho "tiene un plan de autoprotección" y que no ha eludido hablar de este parque desde que el vertido procedente de los tanques de residuos incendiados en Gibraltar llegó a las playas de Algeciras. López respondía así a las críticas realizadas por Verdemar Ecologistas en Acción, que acusó a la Junta de Andalucía de ocuparse "solo de limpiar las playas de Getares y el Rinconcillo, escondiendo y eludiendo el vertido en el Parque Natural del Estrecho".

Los ecologistas también denunciaron el "peligro" que se ha originado para las especies protegidas del parque natural, y en concreto en Punta Carnero, entre las que han destacado la Patella Ferruginea, un tipo de lapa, o la Dendropoma Petraaeum.

La delegada destacó que los responsables del dispositivo elaboraron planos que reflejaban las poblaciones de Patella Ferruginea en la zona y que la protección de la especie "se ha tenido muy presente en todo momento". López señaló que se ha prestado "especial" atención a Punta Carnero y a la punta de San García, ambas zonas de protección, y que el puesto avanzado de mando "se colocó, de hecho" en la Punta de San García.

La delegada ha matizado que, aunque el dispositivo provincial de emergencia se desactivó en la tarde del sábado, los técnicos de vigilancia ambiental permanecen en la zona. "Queremos lanzar un mensaje de tranquilidad porque el Parque Natural del Estrecho ha sido una prioridad, sin olvidar, por supuesto, la necesidad de limpiar las playas", aseguró.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios