Educación da los primeros certificados a trabajadores para acceder a FP

  • La Junta culmina una experiencia piloto antes de que un real decreto del Ministerio regule las acreditaciones para empleados sin títulos · 42 personas obtienen los primeros diplomas

Las negativas cifras que vienen arrojando los sucesivos resultados del paro exigen de las Administraciones imaginación para ofrecer nuevas recetas. El contexto actual, que trasciende lo meramente económico, es el escenario en el que departamentos como Educación y Trabajo se han coaligado para dar más brillo a la cualificación de los trabajadores, que a partir de un real decreto que se espera aprobar en enero verán acreditados de manera oficial sus conocimientos profesionales.

En el plano nacional, los ministros Mercedes Cabrera, de Educación, y Celestino Corbacho, de Trabajo, dieron a conocer a finales del pasado mes de octubre la hoja de ruta de la normativa. Con ese objetivo de regulación de las competencias profesionales adquiridas a través de la experiencia, los dos miembros del Gobierno apostaron por atender "al nuevo modelo económico al que España se dirige".

Aunque la aprobación del real decreto será la referencia para las comunidades autónomas, Andalucía partirá con la ventaja de haber desarrollado ya una primera experiencia experimental para facilitar a las personas ocupadas que obtengan un título de Formación Profesional. La propuesta andaluza ofrece dos vías diferenciadas: pruebas libres y un sistema de acreditación en el que el solicitante debe superar una evaluación previa para posteriormente matricularse en los módulos correspondientes; es decir, los que estén más relacionados con su profesión. Una vez obtenido el documento administrativo que da fe de los conocimientos del empleado, éste tiene el acceso para iniciar los estudios, por deseo o necesidad, y obtener el título en Formación Profesional.

A la espera de conocer los datos definitivos de ambas convocatorias, la Consejería de Educación califica la iniciativa de "éxito rotundo" además de volver a poner de manifiesto la importancia del trabajo conjunto con Empleo, también en el marco autonómico. En el plano más social, el propio departamento destaca "la deuda histórica" existente con trabajadores de cuarenta a sesenta años que no tuvieron la posibilidad de acceder a la instrucción académica.

Los primeros beneficiarios del proceso de acreditación en Andalucía son 42 trabajadores que recibieron sus certificados el pasado miércoles de manos de la consejera, Teresa Jiménez. En total, la Consejería convocó treinta plazas para módulos de la titulación de técnico en Atención Sociosanitaria y otras treinta de la de técnico superior en Gestión y Organización de los Recursos naturales y paisajísticos. En el caso de las 42 personas que han superado las pruebas de acreditación, han aprobado algo más del 60% de los módulos. Uno de los requisitos era el de tener al menos dos años de experiencia profesional, pero el proceso no supone otorgar directamente un título en FP una vez comprobadas sus competencias, sino un primer paso en el que se oficializan los conocimientos en el desempeño de una tarea. A partir de ahí "cinco o seis personas" podrían obtener el título finalmente, calcula la Junta.

Fuentes de la Consejería de Educación informaron que se prevé "una demanda tremenda" entre los profesionales en próximos cursos, aunque la experiencia desarrollada ha servido también para poner de manifiesto algunas de sus principales dificultades.

La primera fase de evaluación se compone de pruebas escritas, entrevistas personales y simulaciones en el propio centro educativo. Un proceso "serio y y con garantías" que incluye también desplazamientos al centro de trabajo con testimonios gráficos para demostrar que hay "una correlación entre lo aprendido y lo que hace", una medida que supone esfuerzos humanos y personales que se esperan paliar a través de convenios con empresas y entidades.

Más dificultades presentan a priori las pruebas libres, que tuvieron lugar entre el 3 y el 12 de septiembre y a las que se presentaron 2.270 personas. Aunque la Consejería aún no ha hecho públicos los resultados, su previsión es que sólo un 25% de los aspirantes hayan superado los exámenes. Mientras que en el sistema de acreditación de las competencias los aspirantes han contado con tutores centralizados y profesores seguimiento como ayuda, en el caso de las pruebas libres los solicitantes no tenían ningún apoyo extra. Atendiendo a las necesidades del mercado laboral, la Consejería convocó pruebas libres en módulos de 13 titulaciones, ocho de ellas de Grado Superior y cinco de grado medio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios