Empleo improvisa una ayuda de mil euros para los impagados de los ERE

  • La Junta establece una solución provisional para los 600 prejubilados que llevan meses sin cobrar hasta que encuentre la manera de reanudar el cobro de las pólizas

Comentarios 8

El consejero de Empleo, Manuel Recio, anunció ayer que los aproximadamente 600 prejubilados por expedientes de regulación de empleo (ERE) que se encuentran pendientes de cobro recibirán ayudas "excepcionales" de hasta mil euros, mientras se busca la solución definitiva para estos ex trabajadores. Los perjudicados mantienen una acampada frente a la sede la Presidencia de la Junta, el Palacio de San Telmo.

Unos 4.000 ex trabajadores, de los 6.000 que reciben estas ayudas sociolaborales de la Junta tras verse afectados por un ERE, se vieron afectados tras salir a la luz el caso de los expedientes fraudulentos. Se buscaba a los intrusos y la Junta paralizó todos los pagos. Tras las protestas de los sindicatos UGT y CCOO, la gran mayoría resolvieron su situación, salvo a quienes tenía que pagar la aseguradora belga Apra Leven, declarada en quiebra.

En una reunión hace tres semanas tras las protestas de CCOO y UGT frente a la Consejería de Empleo, el consejero indicó a los sindicatos que los trabajadores afectados por la situación de Apra Leven tendrían como solución el traslado de sus pólizas a otras compañías de seguro. Empleo informó de que sus reuniones con aseguradoras alternativas habían dado frutos y que los prejubilados legales podrían volver a cobrar "regularmente", empezando por los cuatro meses de retraso que les adeudan a la mayoría. Las centrales sindicales dieron el problema por zanjado, a excepción de los intrusos detectados en estos expedientes.

Pero el problema no se resolvió y los sindicatos volvieron a protestar ante Empleo y apoyaron la acampada frente a San Telmo, reclamando la intervención directa del presidente de la Junta, José Antonio Griñán, tras dar por agotada su confianza en Recio.

Ayer el consejero indicó que para esas 600 personas "hay que establecer un proceso especial, que es minucioso y difícil y en el que hay que dar muchos pasos", toda vez que "se trata de una empresa quebrada y necesitamos rescatar esas pólizas y pasarlas a otras compañías, algo que hay que hacerlo caso a caso porque los tomadores de seguro es cada persona individual".

Recio aseguró que la Consejería "está en ello", ya que "interesa hacerlo lo antes posible y cuanto antes podamos desde el punto de vista administrativo" y precisó que "en los otros 5.000 casos ha sido más sencillo porque no estaban en una empresa quebrada y en este caso debemos esperar un poco más, pero intentaremos que sea el mínimo posible".

Mientras tanto, para que a los perjudicados no les sea tan "costosa" la espera, la Junta está gestionando subvenciones "excepcionales", de hasta 1.000 euros, que se van a dar previa a la solución definitiva, para que estas familias "puedan pasar sin ningún problema mientras que se soluciona definitivamente la situación", avanzó Recio.

El secretario general de CCOO-A, Francisco Carbonero, visitó ayer a los trabajadores y lamentó una "reunión sorpresa" de la Junta con los acampados el pasado jueves sin que estuvieran presentes los sindicatos. Carbonero achacó la reunión a un intento de la junta de "debilitar" las protestas. La Junta "ha dicho lo mismo que hace 20 días, lo que significa que no han hecho absolutamente nada; esto es una tomadura de pelo que será contestada con nuevas movilizaciones".

Ese encuentro "ha cabreado más a la gente, porque es inadmisible que una persona de Presidencia baje hasta la acampada y les diga a los trabajadores que los va a recibir sin ponerse en contacto con sus representantes: los sindicatos", concluyó Carbonero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios