Padres se avergüenzan de los resultados del PISA y urgen a la Junta a actuar

  • La confederación de madres y padres de alumnos Confedampa lamenta que nadie en Educación asuma responsabilidades políticas · El consejero comparecerá en el Parlamento para explicar la evaluación.

Comentarios 80

Los muy discretos resultados obtenidos por los alumnos andaluces de 15 años en el informe PISA, dados a conocer el martes, provocaron ayer una cascada de opiniones entre las que destacaron las que instan a la Junta a tomar medidas en la formación de los escolares. La postura más crítica procedió de una de las organizaciones que concentra a asociaciones de padres y madres de alumnos, Confedampa, que aseguró ayer en un comunicado que se siente "avergonzada" por los resultados obtenidos por Andalucía en el informe PISA y urgió a la Consejería de Educación a que adopte medidas para mejorar el sistema educativo.

Andalucía quedó la 12 de 14, sin incluir a Ceuta y Melilla, en comprensión lectora, el principal factor analizado en el informe, sólo por delante de Baleares y Canarias. Igual resultado obtuvo en ciencias y, en matemáticas, cayó más bajo ya que Baleares la adelantó. Con una media de 461 en el PISA 2009, se quedó a 20 puntos de la media española y 30 de la media de los países que conforman la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Confedampa lamentó por tanto que "nadie asuma responsabilidades políticas en la Consejería de Educación" ante estos malos resultados del informe PISA. "A la vergüenza de ser de los últimos en cuanto a competencias adquiridas, hay que añadir que Andalucía ostente los últimos puestos dentro del territorio español", añadió. Las Ampas andaluzas dijeron estar "cansadas de muchos de esos planes que se anuncian a bombo y platillo, y que no tienen ningún respaldo económico, ni pedagógico. Aseguraron que "la nefasta política educativa de los últimos diez años llevada a cabo por la Consejería de Educación nos llevará a un pozo del que difícilmente podremos salir".

Confedampa reivindicó un aumento real de la inversión en educación pública, la disminución de la ratio de alumnos, un apoyo educativo individualizado, desde Educación Infantil, así como una mayor implicación de las familias, del profesorado y de los medios de comunicación.

Las Ampas también reivindicaron un mayor reconocimiento del profesorado, la estabilidad en las plantillas, más agilidad en las sustituciones y "convertir la docencia en una salida profesional atractiva para los mejores universitarios", entre otros asuntos.

Ante estos resultados, el consejero de Educación, Francisco Álvarez de la Chica, comparecerá, a petición propia, en el Parlamento para explicar la evaluación y el diagnóstico del sistema educativo andaluz que hace el informe según informó ayer el PSOE-A en un comunicado. De la Chica admitió el martes una leve autocrítica por los "modestos" resultados, aunque priorizó los 16 puntos que en comprensión lectora se ascendió con respecto a 2006.

La secretaria de Educación y Universidades del PSOE-A, Araceli Carrillo, incidió ayer en que "los resultados del último informe PISA evidencian que Andalucía ha logrado avanzar en determinados aspectos, como la comprensión lectora", aunque "la progresión está siendo más lenta de lo esperado".

Estos datos demuestran, según el PSOE andaluz, que se ha iniciado una "tendencia a la mejora" y ha apostado por "afianzar esos resultados para seguir avanzando y hacerlo a más velocidad". Desde el PSOE-A también se alabó que la Junta haya solicitado un informe separado de estos datos, lo que juicio de Carrillo significa que "en Andalucía afrontamos con total transparencia, frente a comunidades como Valencia, gobernada por el PP, que prefiere no saber, o más probablemente, haya optado por no mostrar sus vergüenzas". Extremadura y Castilla-La Mancha, gobernadas por el PSOE, completan la terna de comunidad que han eludido un análisis autonómico.

Por su parte, el presidente del PP-A, Javier Arenas, aseveró ayer que "si no se hacen reformas profundas" en materia de Educación, los jóvenes de hoy están "condenados al desempleo" en referencia al informe. En declaraciones a los periodistas en Écija, Arenas afirmó que estos datos suponen una "gran preocupación", dada la situación de la Educación en España y en Andalucía, por lo que el líder del PP-A cree que "está muy claro. O se hacen reformas profundas, o los jóvenes de hoy, mañana no tendrán oportunidades".

El nivel más bajo de comprensión lectora lo considera la OCDE como alumnos en "riesgo de no poder afrontar con suficiente garantía de éxito sus retos formativos, laborales y ciudadanos posteriores a la educación obligatoria". En Andalucía, un 26% de los alumnos andaluces de 15 años, uno de cada cuatro, se sitúan en el nivel más bajo. En el nivel más alto, el 6, Andalucía no cuenta con ningún estudiante de los 1.700 a los que se les realizó la prueba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios