La Policía recoge más muestras de tierra de Las Quemadillas

  • Bretón asiste a la extracción · Científicos alertan de la dificultad de hallar de ADN de los niños por la temperatura del fuego

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía recogieron ayer, durante más de una hora, muestras de tierra en la finca de Las Quemadillas, concretamente en los alrededores de la hoguera que hizo José Bretón el pasado 8 de octubre y donde presuntamente quemó a sus hijos. Durante la inspección, los agentes estuvieron acompañados por el imputado, en prisión desde el 21 de octubre acusado de sendos delitos de detención ilegal y simulación de delito. Bretón estuvo asistido por el letrado Baldomero Sánchez de Puerta, que ayuda a su padre en la defensa.

El Instituto Nacional de Toxicología había pedido muestras de tierra de la zona cercana a la hoguera para compararlas con las recogidas la semana anterior y ver la diferencia de sedimentación que ayude a concluir un cuarto informe, cuyo avance ratifica que los restos óseos hallados entre los restos del fuego son humanos, según informaron fuentes de la investigación.

Sánchez de Puerta sólo quiso aclarar a la salida del registro que la defensa aún no tiene dicho informe, ya que el juez del caso, José Luis Rodríguez Lainz, sólo tiene un avance del mismo. El caso, además, se encuentra bajo secreto de sumario. El abogado, no obstante, confió en que a lo largo de la semana se remita al magistrado el informe completo.

El paso siguiente de la investigación sería realizar otro informe más para tratar de encontrar restos de ADN, un trabajo complicado dada la temperatura a la que fueron sometidos los restos, a más de 800 grados centígrados. Fuentes del Ministerio de Justicia explicaron que ha sido el Servicio de Biología del Instituto de Toxicología el que ha estudiado estos días la viabilidad de llevar a cabo esta última prueba, decisiva -aunque no imprescindible- para apuntalar una imputación más contundente contra Bretón.

El procesado llegó a la finca a las 17:00 en un furgón policial y permaneció en el interior de la parcela durante una hora. Los agentes tuvieron que utilizar un acceso alternativo a la puerta principal debido al volumen de velas, peluches y cargas que ciudadanos anónimos han llevado a Las Quemadillas en la última semana a raíz de una iniciativa de la plataforma Justicia para Ruth y José.

Por otra parte, el fiscal jefe de Córdoba, José Antonio Martín-Caro, aclaró ayer que no hay novedades en la imputación de José Bretón. El hallazgo de restos óseos atribuibles a dos niños apunta, no obstante, a que el progenitor podría ser juzgado por dos presuntos delitos de asesinato con la agravante de parentesco. Bretón sería juzgado, en ese caso, por un tribunal popular. La pena máxima que el procesado podría cumplir sería de 40 años de prisión, según aclaró el lunes el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón.

La investigación para dar con el paradero de Ruth y José dio una vuelta hace una semana, cuando se hicieron públicos sendos informes forenses que concluían que los restos óseos hallados en la fogata de Las Quemadillas pertenecían a seres humanos, y no a roedores y pequeños animales tal y como determinó la Policía Científica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios