UGT-A critica el "sometimiento" de la Junta y el Gobierno a los empresarios

  • Manuel Pastrana exige un plan "concreto y creíble" contra el paro en Andalucía

El secretario general de UGT-A, Manuel Pastrana, aseguró ayer que el decreto de negociación colectiva planteado por el Gobierno "rompe" el modelo de relaciones laborales aplicado en el país en los últimos 30 años y que con su aprobación "se ha olvidado de que la negociación colectiva es un derecho constitucional". Según Pastrana, esto supone que el diálogo social ya "no permite garantizar los derechos mínimos de los trabajadores" y es necesario "señalar, denunciar y perseguir" a todas aquellas empresas y empresarios que pretendan "violar el derecho constitucional a la negociación colectiva de sus trabajadores".

El dirigente sindical criticó el "sometimiento" del Gobierno central y de la Junta de Andalucía a esta "estrategia bestial" de los empresarios. En esta línea, exigió a la Junta que "en los próximos días" presente un plan de actuación "concreto, creíble y visible" contra el "grave" problema del paro en Andalucía. Pastrana señaló que el plan debe recoger un conjunto de medidas de carácter laboral dirigidas al empleo y a la protección social de los trabajadores, ya que, según los cálculos de UGT, "a Andalucía le va a costar entre 10 y 15 años volver a los niveles de empleo anteriores a la crisis".

El secretario general de UGT-A afirmó que el sindicato es consciente de que la situación económica de la Junta "no es precisamente positiva" en estos momentos, pero "queremos ver al Gobierno andaluz peleando con nosotros frente a quien haga falta" para encontrar soluciones para los desempleados. Asimismo, ha dicho que UGT quiere saber "qué garantías" ofrece el Gobierno de la Junta en relación al mantenimiento de la protección social, de los servicios públicos y qué propone para el "millón y pico de parados" que hay en la región.

Pastrana también arremetió duramente contra el presidente de la CEOE, Juan Ripoll, por plantear recientemente que en España "sobran funcionarios". Pastrana aseguró que lo que realmente está planteando el presidente de la patronal es que "quiere un trozo de la tarta de los recursos que se emplean en la gestión de los servicios públicos". En este sentido, el secretario general de UGT-A indicó que Ripoll "no está pensando en la economía del país ni en su saneamiento", sino en una oportunidad de "meter la mano en el ámbito público para sustraer de ahí no poco margen de magníficos beneficios".

Por eso, el representante sindical criticó que la patronal plantee este asunto "sin ningún tipo de pudor, con la avaricia obscena que caracteriza la actuación de los intereses del dinero y quienes lo personalizan" y advirtió que su organización no está dispuesta a aceptar "más recortes de empleo en el ámbito público" porque eso conduce a la alternativa privada, "al negocio con los problemas de la gente".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios