Umbrete vivió una tragedia similar en 1989

  • Uno de los fallecidos ayer perdió a un familiar hace 19 años en la explosión de otra pirotecnia

La tragedia de la pirotecnia de Benacazón trajo ayer a la memoria otro siniestro similar que tuvo lugar en Umbrete hace 19 años, con la misma cifra de fallecidos. Lo recordaba ayer uno de los vecinos, conocido como el Amores, quien aseguraba que, para más inri, uno de los fallecidos en Benacazón era familiar, concuñado en concreto, de una víctima de aquel accidente mortal en Pirotecnia Andaluza que costó la vida en abril de 1989 a un padre de 36 años, Blas Trigo; a sus dos hijos pequeños, de 16 y 12 años, Francisco y Manuel; y a otro trabajador, José Manuel Rodríguez. Las hemerotecas dan buena cuenta de este desgraciado accidente y detallan la cantidad de trabajos que desempeñaba para la Feria de Abril de Sevilla.

Umbrete es, de hecho, el otro municipio de esta zona del Aljarafe con abundancia de fábricas de pirotecnia. Según los vecinos, tirar cohetes es algo habitual y normal para celebrar cualquier acontecimiento, ya sea un nacimiento, una boda, un trabajo.... Es una tradición transmitida desde hace varias generaciones que comparte con el municipio de Benacazón.

A falta del balance definitivo de víctimas mortales, el siniestro de ayer en Benacazón es el segundo más grave de los últimos diez años, con cuatro víctimas mortales y un herido grave. En toda España, en este periodo, los fallecidos en explosión de fábrica de fuegos artificiales alcanzan ya los 55, si se suman las víctimas de Benacazón. De los accidentes relacionados con el material pirotécnico, muchos de ellos son siniestros provocados por petardos o cohetes en fiestas.

El accidente más grave de la última década se produjo el 15 de mayo de 2000, con siete muertos y nueve heridos en la empresa pirotécnica Hermanos Borredá, de la localidad valenciana de Rafelcofer. En 2005, un muerto y un herido en Porcuna (Jaén), un fallecido en una vivienda de Torrenueva (Ciudad Real) y el dueño de una pirotecnia de A Cañiza (Pontevedra). En 2006, tres muertos y, en 2007, otros tres.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios