El fiscal pide que se exhume un posible 'bebé robado' en Málaga

  • El nacimiento tuvo lugar en el Hospital Carlos Haya en la década de los ochenta

La Fiscalía ha interpuesto una denuncia por otro posible caso de bebé robado en la que insta al juzgado que exhume el cuerpo enterrado en el cementerio de Rincón de la Victoria (Málaga) y haga las pruebas de identificación genética para determinar si los restos sepultados coinciden con los de una niña que fue dada por muerta nada más nacer, hace ya cerca de tres décadas.

La denuncia reproduce la interpuesta ante el fiscal por la familia del bebé. Este caso tiene características propias que lo diferencia prácticamente de todos los expuestos hasta ahora en Málaga: el alumbramiento se produjo en el Hospital Carlos Haya, tuvo lugar en la década de los 80 y, además, se trata del único bebé presumiblemente fallecido que se sabe dónde fue inhumado. De acuerdo con la denuncia formulada por la familia, la niña nació sin complicaciones al término de un embarazo normal. Sin embargo, pocas horas después el personal sanitario comunicó a los padres que el bebé había fallecido. La familia dio sepultura al féretro, pero nunca vio el cuerpo sin vida de la niña.

La madre siempre sintió inquietud por la forma en la que se desenvolvieron los hechos, intranquilidad que tras la multitud de denuncias presentadas en todo el país por posibles bebés robados al nacer le ha impulsado a dirigirse a la Fiscalía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios