Integración laboral de la mujer en los pueblos

Igualdad de género con acento rural

  • Un proyecto de cooperación interterritorial y coordinado por el GDR Sierra Suroeste Sevillana hará visibles las desventajas que sufre el colectivo de mujeres en el ámbito rural

La discriminación social y laboral de las mujeres sigue siendo una realidad en nuestra sociedad, a pesar de que en los últimos años esta situación se haya ido paliando gracias a la acción de las distintas administraciones públicas. La mujer, por ejemplo, gana en Andalucía un 13% menos por hora que los hombres por hora trabajada, según recoge el estudio La brecha salarial: realidades y desafíos, elaborado por el Ministerio de Igualdad.

Pero la situación, a pesar de ser preocupante, se agrava aún más en el ámbito rural, donde este desequilibrio de género se visualiza con mayor claridad. Según se recoge en un estudio elaborado por la GDR Serranía Suroeste Sevillana en el año 2008, la tasa de paro femenina en esta comarca (conformada por ocho municipios) era más del doble de la masculina, una proporción que se repetía entre las mujeres desempleadas que no buscan empleo.

Para evitar esta situación nace el proyecto Igualdad entre hombres y mujeres en el medio rural, que será coordinado durante los próximos años por los responsables de este GDR sevillano, y que tendrá un ámbito de aplicación nacional.

El germen de esta iniciativa, según comenta su coordinadora, Jesu Ramos Alfonso, comenzó a fraguarse hace dos años, durante el desarrollo de otro proyecto de similar temática denominado Observatorio de Género en el Medio Rural, con el que el GDR Serranía Suroeste Sevillana pretendía, como principal novedad, estudiar los motivos que generan las desigualdades de género en los pueblos.

"La idea gustó mucho tanto a los responsables autonómicos como en Bruselas, y permitió la realización de un estudio socio-económico a nivel andaluz sobre esta temática (que resultó bastante completo), aunque no conseguimos profundizar en el segundo de los objetivos, que se centraba en la promoción de un trabajo en igualdad en el ámbito de las Pymes rurales, precisamente uno de los principales objetivos de este presente proyecto", afirma Ramos. 

Finalmente, este nuevo trabajo fue tomando forma y recibió el apoyo del Ministerio de Medio ambiente y Medio Rural y Marino, que el pasado agosto le confirió la forma de proyecto de cooperación interterritorial y transnacional.

Líneas de trabajo

El proyecto persigue, como objetivo prioritario, hacer visibles las diferencias de género y emprender acciones que posibiliten una igualdad de oportunidades real y efectiva entre hombres y mujeres en el ámbito rural.

Para ello se han destinado 500.000 euros, que serán aplicados durante el mencionado periodo de cuatro años por parte de los 16 Grupos de Desarrollo Rural y el socio colaborador que participan en esta acción pública.

Estas organizaciones centrarán sus esfuerzos en tres líneas de trabajo principales. La primera de ellas permitirá transferir los conocimientos, instrumentos y las experiencias desarrolladas por algunos GDR españoles en materia de género y desarrollo rural a otros grupos.

Por su parte, la segunda estrategia de acción permitirá la creación de espacios de cooperación y redes que generen conocimientos y foros de discusión sobre estas materias.

En su última fase de aplicación, se promoverá y fomentará en las micropymes rurales la aplicación de la igualdad de oportunidades entre sexos en el contexto laboral. Una de las principales carencias detectadas que imposibilita, de una forma más determinante, el desarrollo personal de este colectivo de mujeres.

Con estos objetivos sobre la mesa de trabajo, la pauta de desarrollo se llevará a cabo a través de dos ejes temáticos que contarán con un preámbulo -a lo largo del presente año- "en los que se ofrecerá una formación sobre igualdad a los técnicos y gerentes de las GDR y a los empresarios de estos ámbitos geográficos", señala Ramos.

En este primer eje, la acción se centrará en el diseño y puesta en marcha de una campaña de sensibilización dirigida a los empresarios del medio rural, acerca de las ventajas competitivas de introducir medidas de trato igualitario  en las pymes de pequeño formato, por otra parte, las más numerosas en el tejido económico de estos municipios.

Esta acción de sensibilización se realizará mediante la impartición de un curso on-line (destinado a sus gerentes o propietarios, y en los que podrán participar hasta un total de 480 alumnos) y el diseño y publicación de una guía práctica que permitirá a este colectivo implantar medidas de igualdad en sus empresas al amparo de la nueva Ley de Igualdad.

Este primer bloque de acciones se completa con la elaboración de un estudio sobre la igualdad de género en el ámbito laboral, realizado en el contexto del tejido empresarial rural. Mientras tanto, el segundo de los ejes planteados intentará integrar la perspectiva de género en la gestión de los programas de desarrollo, gestionados por entidades públicas en los núcleos de población rurales.

En esta parcela, se realizará un curso on-line dirigido, tal y como se comentó anteriormente, a los técnicos y gerentes de los GDR, además de unas jornadas a nivel nacional en las que se profundizará en esta faceta de la gestión y planificación de proyectos públicos de desarrollo en este entorno geográfico tan local.

En último término, se acometerá la edición  de una publicación con las ponencias y comunicaciones surgidas de estas jornadas, en las que se pondrá de manifiesto distintas experiencias y buenas prácticas desarrolladas en materia de género por los GDR; y se creará un foro virtual de intercambios de experiencias en materia de género y desarrollo rural.

Junto al GDR Serranía Suroeste Sevillana, participan en este proyecto otros cinco GDR de la provincia, entre los que se encuentran Corredor de la Plata, Gran Vega de Sevilla, Aljarafe Doñana, Sierra Morena Sevilla y Bajo Guadalquivir, que aglutinan bajo su esfera de influencia a un total de 61 municipios sevillanos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios