Una procesión del Corpus multitudinaria

  • Miles de personas han acompañado la Custodia por el centro de la ciudad pese a las altas temperaturas.

Granada ha iniciado esta mañana los días grandes de su feria con la procesión del Corpus Christi, que ha partido a las diez y media desde la Catedral granadina acompañada de miles de personas que han acompañado la Custodia por el centro de la ciudad. Miles de personas se han congregado en el centro de Granada para acompañar a la Custodia en la procesión del Corpus Christi, que ha partido después de la misa en la Catedral celebrada por el arzobispo granadino, Javier Martínez. 

Por segundo año consecutivo, la procesión se ha adelantado una hora al horario tradicional para minimizar los efectos del calor en un día marcado por las altas temperaturas y la ausencia de toldos en las calles, habituales en otros años. 

La Corporación municipal bajo mazas se ha unido a la procesión en una comitiva que ha partido del Ayuntamiento con el pendón de Castilla para acompañar a la Custodia por las calles granadinas, adornadas con las juncias de Corpus, hierbas verdes que mezclan tréboles, romero y otras plantas aromáticas recolectadas de las faldas de Sierra Nevada. 

La procesión del Corpus Christi, la más amplia de todas las que se celebran en la ciudad durante el año, ha pasado por delante de los altares repartidos por su itinerario y que concursan en lograr el premio a la más bella y tradicional. Como marca la tradición, al acto religioso se ha unido el desfile de La Tarasca, que tuvo el protagonismo de la feria granadina, acompañada de los cabezudos representativos de los Reyes Católicos, los últimos reyes de la dinastía nazarís en Granada y animación. 

A la procesión se han unido además representantes de hermandades, de la Diputación de Granada y el subdelegado del Gobierno en la ciudad, y mujeres ataviadas con mantillas blancas. Los niños han acompañado a la Custodia con sus trajes de comunión y personajes de la tradición de la ciudad como alguaciles y palafreneros han portado elementos históricos como heraldos y pértigas. 

La Tarasca, que paseó el miércoles por las calles granadinas, ha vuelto al centro de la ciudad vestida a medida por la diseñadora granadina Pilar Torrecillas y peinada y maquillada por Santiago del Río para lucir un vestido blanco roto con la espalda al aire. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios