Abiertamente, un delantero

  • El secretario técnico del Barça, Robert Fernández, reconoce la intención de acometer el fichaje de un punta y descarta la llegada de un lateral derecho

El secretario técnico del Barcelona, Robert Fernández, anunció que el club azulgrana acometerá el fichaje de un delantero (han sonado Gameiro, Vietto y Depay), descartando por completo que el club entre en el mercado en busca de un lateral derecho "para no frenar a Aleix Vidal y a Sergi Roberto", señaló.

En la presentación del lateral francés Lucas Digne, Robert Fernández también subrayó que defenderá que los dos porteros titulares que tiene la entidad catalana, Marc Ter Stegen y Claudio Bravo, continúen en el club, por lo que descartó que uno de ellos vaya a abandonar la entidad.

En lo que respecta a Lionel Messi, después de su condena por tres delitos fiscales, Fernández aseguró que en el Barcelona no existe "ninguna preocupación" por el futuro del argentino en el club azulgrana.

"Lo que deseo es que venga cuando antes, y que esté cuanto antes en la ciudad deportiva entrenándose", indicó, a la vez que afirmó no haber hablado con Messi porque las vacaciones "son para descansar y cuando un jugador está de vacaciones no quiere estar pendiente del teléfono".

Acerca de las incorporaciones del Barcelona en este mercado, tres jugadores de 22 años (Samuel Umtiti, Denis Suárez y Lucas Digne), Robert Fernández aseguró que el Barcelona trabaja tanto en la vertiente de jugadores jóvenes con proyección como con veteranos. Sin embargo, lo que más interesa es que sean "buenos jugadores".

A este respecto, Fernández se lamentó de que en estos momentos el Barcelona no pueda echar mano de La Masía, porque el equipo B no tiene jugadores "que en dos años puedan dar el salto".

"Conozco bien la escuela y desgraciadamente no tenemos la suerte de una hornada de jugadores de nivel. Hay jugadores buenos, pero no los tenemos ahora para dar el salto. Nos vemos en la obligación de hacer otras cosas. Si pensásemos que tenemos jugadores que en dos años pudiesen dar el salto al primer equipo, la estrategia sería diferente", apuntó.

Igual de contundente fue en esta línea el vicepresidente deportivo, Jordi Mestre, quien destacó que la obligación del Barcelona "es hacer un equipo campeón, con jugadores que vengan de donde sea", a la vez que ha asegurado que le gustaría que todos los jugadores fuesen de La Masía, aunque matizó que si no tienen nivel el Barça podría quedar a expensas de luchar por trofeos de forma esporádica.

Finalmente, el director de deportes profesionales, Albert Soler, informó de que el club azulgrana cuenta con un total de 25 millones para fichar antes de que se cierre el plazo, al margen de lo que puedan facturar por ventas, y advirtió que el mercado finalizará el 30 de agosto y que, por tanto, la entidad catalana aún tiene tiempo durante este periodo de concretar una incorporación con la que, supuestamente, quedaría cerrada la plantilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios