Continúa la racha en casa

  • El Espanyol gana su tercer partido consecutivo como local

Un prometedor delantero de 19 años, de nombre Álvaro Vázquez, recién llegado a la Primera división, le alcanzó al Espanyol para tumbar a Osasuna en el estadio de Cornellà-El Prat y sumar su tercera victoria consecutiva como local.

Osasuna fue víctima del talento y la ilusión de Álvaro Vázquez, un delantero eléctrico, formado en la cantera del Espanyol desde cadete, talentoso y con olfato de gol, que jugaba su primer partido en Primera como titular después de haber debutado en el Santiago Bernabéu.

La apuesta de Pochettino rompió el partido en menos de media hora: forzó la expulsión de Lolo y puso por delante a su equipo en 25 minutos, en un arranque fulgurante que pilló desprevenido al equipo de José Antonio Camacho. En dos chispazos, Vázquez superó a Lolo, a quien le cayeron dos tarjetas seguidas, en un par de minutos, por sendas faltas al delantero.

Antes de que Camacho tuviera tiempo de retocar su pizarra, Vázquez aprovechó un rechace en el borde del área de Ricardo para controlar con templanza, recortar y chutar seco, al palo izquierdo del meta de Osasuna. Un gran gol, más propio de un jugador de renombre que de un debutante en la categoría.

Con uno menos el Osasuna lo intentó, pero el Espanyol supo jugar con su ventaja y acabó haciéndose con la victoria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios