Mosley pone en peligro la paz en la 'F1'

El presidente de la FIA, Max Mosley, puso de nuevo en peligro la paz en la Fórmula 1 al considerar sus opciones de nuevo "abiertas" y exigir una disculpa a la FOTA por trasladar a la prensa una idea "falsa" de su acuerdo.

"Si quieren que nuestra unión tenga posibilidades de sobrevivir, ustedes y la FOTA tendrán que corregir inmediatamente sus acciones", escribió el británico en una carta dirigida al presidente de la asociación de equipos y de Ferrari, Luca di Montezemolo, citada por medios ingleses.

"Max Mosley pasa a la ofensiva en la guerra de la Formula 1", tituló el diario británico The Times.

Mosley se mostró irritado por el hecho de que los ocho equipos de la FOTA hubieran trasladado a la prensa la idea de que el británico quedó fuera de la Fórmula 1 y que en su lugar el nuevo interlocutor principal sería el jefe del Senado de la FIA, Michel Boeri. Esto es "totalmente falso", aseguró el aún presidente, que calificó también de "sin sentido" la afirmación de que él hubiera admitido no asumir ningún otro rol en la FIA una vez termine su mandato en octubre.

Mosley se quejó también de que la FOTA hubiera transmitido a la prensa la idea de que él era un "dictador". En su opinión, eso es una ofensa a los miembros de la FIA, que desde 1980 deciden sobre el procedimiento y sobre las reglas de la Fórmula 1.

"Dado el intento deliberado de la FOTA por confundir a los medios, yo considero ahora mis opciones abiertas. Al menos hasta octubre, soy presidente de la FIA con toda la autoridad", advirtió. "Después de eso, serán los miembros de la FIA, no ustedes o la FOTA, quienes decidirán".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios