Rubén, la quinta baja

  • Cordero le comunica que no se cuenta con él para el proyecto de Primera · Indiscutible en su primer año, el pasado curso sufrió en la suplencia · Seguirá en Segunda tras jugar 56 partidos de Liga como rojiblanco.

Comentarios 2

La cruda realidad se sigue manifestando para algunos de los futbolistas que conquistaron el pasado sábado el ascenso a Primera División. Ayer le tocó a Rubén Párraga, el sobrio lateral izquierdo con el que el equipo rojiblanco logró el ascenso a Segunda División y que también ayudó en el pasado ejercicio a obtener el sueño de la Primera. Su menor participación la pasada temporada, cuando estuvo a la sombra de Guilherme Siqueira, prácticamente le cerraba las puertas a continuar, algo que conoció ayer personalmente de boca del mismo director deportivo que lo fichó hace dos veranos, Juan Carlos Cordero.

"La verdad es que es una pena tener que irme del Granada, pero entiendo que son cosas del fútbol y lo asumo como lo que es", aseguró ayer a este diario el bravo futbolista malagueño, aunque con ascendencia cordobesa. Para Párraga ha sido "una experiencia muy bonita y enriquecedora" la que ha vivido en Granada y sin duda se queda con lo que vivió la primera temporada: "Han sido dos años distintos en lo personal, los dos terminaron de forma inmejorable, pero en mi caso estuve mejor en Segunda B, porque siempre se contó conmigo. El año pasado fue más duro y lo pasé un poco peor, aunque de todo se aprende en esta vida y seguro que me sirve de mucho".

Rubén llegó al Granada CF para el proyecto de hace dos temporadas, procedente del Córdoba, club en el que militó durante cuatro ejercicios. Con anterioridad, había defendido la camiseta del filial del Málaga durante tres temporadas. En el Granada CF fue indiscutible su primer año, cuando jugó 37 partidos y anotó su único gol con la casa rojiblanca. Recibió el trofeo Granada Hoy a la regularidad con todo merecimiento, convirtiéndose en uno de los artífices más importantes del ascenso a Segunda. La llegada de Siqueira esta temporada le cerró la puerta de la titularidad en muchos partidos, pese a lo cual actuó en 17 envites, 14 de ellos como titular, aunque también sufrió en muchas ocasiones el sinsabor de no ir convocado. En el play off tuvo participación en dos encuentros, la vuelta ante el Celta, cuando jugó todo el tramo final y la prórroga; y el choque del ascenso en Elche, del que participó de los minutos más estresantes. En total, se marcha tras haber disputado 56 partidos de Liga con el equipo granadino.

El Córdoba es uno de los varios equipos de Segunda A que se han interesado por sus servicios. Fuentes cercanas al club rojiblanco también apuntan al Huesca como posible destino, si bien el jugador por el momento no tiene claro cuál será su futuro. Rubén cuenta con un año más de contrato con el Udinese, que podría quedar rescindido en los próximos días, aunque también es posible que siga vinculado a los italianos y que la próxima campaña sea cedido.

"He tenido el cariño de la afición y eso me ha hecho muy feliz", asevera como epílogo el futbolista, que siempre llevará al Granada en su memoria, aunque no pueda debutar como rojiblanco en la máxima categoría.

La baja de Rubén se suma a las conocidas de Óscar Pérez, Collantes, Juande y Jonathan Granada, así como a las casi seguras de Orellana, Álex Cruz, Jonathan Mensah y Goku, que serán oficializadas seguramente al inicio de la próxima semana.

En principio, ayer no se había culminado la continuidad del carioca Siqueira, ni tampoco se rubricó el nuevo contrato con Manolo Lucena, con el que había un acuerdo prácticamente total. En ambos casos las posturas están muy avanzadas, al igual que con José Juan.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios