Un golazo de Marcos Senna deja sin festejos a La Cibeles

  • El hispano-brasileño provoca el retraso de la fiesta merengue al marcar en el Ruiz de Lopera desde el centro del campo

El hispano brasileño Marcos Senna, con un golazo en el primer cuarto de hora, evitó que el Real Madrid cante 'el alirón' por adelantado y que, por otra parte, el Betis asegure la permanencia matemática en la Primera División.

Tras unos comienzos prometedores, con un Betis que dispuso de dos ocasiones, por medio de Xisco (12') y José Mari (14'), fue el equipo que dirige el entrenador chileno Manuel Pellegrini el que pasó a controlar la situación, especialmente tras el golazo (16') de Marcos Senna, que marcó con lanzamiento desde casi el centro del campo, a la escuadra, con Casto adelantado e 'invitado' a la fiesta.

El Villarreal entonces comprobó que podía llevarse los tres puntos en juego y dejar la Liga todavía sin decidir. Marcos Senna y Santi Cazorla llevaron la batuta del equipo castellonense, mientras que el turco Nihat y Rossi sembraron la incertidumbre en las filas béticas.

No obstante, el verdiblanco Capi tuvo la opción de empatar pero lanzó fuera del marco de Diego López (18'), al igual que José Mari (21').

Pero también Nihat, máximo goleador del Villarreal, pudo ahondar aún más en la herida de los béticos en un par ocasiones (26' y 39') que Casto, sobre todo en la última, desbarató con espectacularidad.

En el segundo tiempo el Betis volvió a salir al terreno de juego con ganas y ambición -aunque corto en recursos ofensivos- y José Mari, tras un saque de esquina, a punto estuvo de marcar ante un Villarreal que tardó en coger el ritmo del encuentro y que pareció conformarse con la exigua renta del marcador.

Arzu, en un balonazo, desde muy lejos, a punto estuvo de sorprender a Diego López, que pecó de 'vista' (71'). En una de las pocas ocasiones de gol de los béticos en este periodo.

El jugador chileno Mati Fernández, a poco de entrar al terreno de juego, protagonizó una gran jugada personal que no pudo culminar adecuadamente debido a la acertada y providencial parada del guardameta Casto, en la boca de gol, y que evitó que el enfrentamiento quedara sentenciado.

Los últimos minutos del encuentrovolvieron a cobrar emoción, con un conjunto local que no se resignaba a su suerte. A falta de diez minutos, un remate de Juanito se lo 'encontró' Diego López entre una maraña de jugadores en su área.

Hasta el final intentos infructuosos del Betis ante un Villarreal conservador que, incluso tuvo alguna ocasión por medio de Mati Fernández.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios