Los nombres para el recuerdo

Toda competición deportiva deja sus héroes para el recuerdo cuando echa el telón y Pyeongchang no podía ser menos. El nombre de la noruega Marit Björgen destaca por convertirse en la deportista más laureada de los Juegos de Invierno, pero hay otros cuyos logros pasarán también a la historia.

regino y 'superjavi'

Hernández y Fernández. Devolvieron, después de 26 años -los que ellos tienen-, a España al medallero de unos Juegos invernales. Otras dos medallas era el bagaje nacional en todos los Juegos de Invierno: las de los hermanos Fernández Ochoa, Paco (oro) y Blanca (bronce), en esquí alpino. Regino dio la sorpresa y Superjavi, doble campeón mundial (2015 y 2016) y seis veces (seguidas) campeón de Europa (2013-2018), cumplió los pronósticos. Ganó un bronce y se sacó la espina de Sochi.

marcel hirscher

Plusmarquista al ganar las últimas seis generales de la Copa del Mundo de esquí alpino y líder de la actual, ha sido el gran dominador del deporte rey invernal durante los últimos años. Hirscher, de 28 años, llegó a Corea con la intención de ganar el único título que le faltaba: el olímpico. Se marchó con dos oros, en la combinada y en el gigante. Estuvo a punto de emular a su compatriota Toni Sailer y al francés Jean-Claude Killy, únicos que ganaron tres oros en alpino en los mismos Juegos, pero se salió del recorrido en el eslalon, en teoría su mejor disciplina.

ester ledecka

La checa, de 22 años, reventó cualquier pronóstico y causó la gran sensación de los Juegos al ganar el supergigante de esquí alpino justo una semana antes de imponerse en el gigante paralelo de snowboard, entrando en la historia al proclamarse campeona olímpica de dos deportes diferentes en los mismos Juegos.

martin fourcade

Doble campeón olímpico en Sochi, el biatleta francés ganó tres oros en Pyeongchang, entre los que destacó el de los 15 kilómetros con salida en masa, una prueba en la que tanto en Vancouver como en Sochi había ganado plata.

ALINA ZAGITOVA

Junto al equipo de hockey, salvo el honor del equipo ruso, puesto en entredicho antes y durante los Juegos por innumerables escándalos, vinculados siempre al dopaje. Zagitova ganó el patinaje artístico con una perfección impropia de una deportista de sólo 15 años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios