El pulso mundialista pasa a Hungaroring

El Gran Premio de Hungría, situado en el ecuador de la temporada, deparará el undécimo capítulo de la incansable lucha que los dos pilotos de Mercedes, Nico Rosberg y Lewis Hamilton, mantienen por el liderato del Mundial.

Un punto es el reducido margen que le queda al piloto de Wiesbaden tras haber perdido la jugosa renta que construyó con las cuatro victorias consecutivas que encadenó en la apertura del curso (Australia, Baréin, China y Rusia). A ellas agregó una más, en el circuito urbano de Bakú (Azerbaiyán).

En cuatro de los últimos cinco Grandes Premios, sin embargo, el dominador fue Hamilton, infatigable en su persecución. Es por ello que el vigente campeón de la competición confía en disfrutar por vez primera este curso del primer puesto de la clasificación de pilotos. Ése es el premio que recogerá si suma un punto más que su adversario en Budapest, donde ya venció hasta en cuatro ocasiones.

Aupado por el primer puesto logrado en el pasado Gran Premio de Gran Bretaña, Hamilton confirmó que tratará de extender su positiva racha en Hungaroring. "Me siento poderoso", advirtió.

Rosberg, se aferra, por su parte, a su condición de líder y, tras haber tenido que conformarse con la tercera posición en Silverstone dada una sanción de diez segundos por recibir instrucciones de su equipo por radio, manifestó su intención de retener el primer puesto a su paso por Budapest. Amenazado por la voracidad del piloto de Stevenage, tres veces campeón del mundo de la disciplina (2008, 2014 y 2015), está asimismo Michael Schumacher. Hamilton y él comparten el récord de cuatro victorias en el circuito de Hungaroring. Superar esta plusmarca multiplica la motivación del inglés.

Un objetivo menos ambicioso, como es el de puntuar, perseguirá Carlos Sainz. El madrileño es duodécimo por delante de Daniil Kvyat, Fernando Alonso y Jenson Button. Tras haberse quedado fuera de los puntos en Silverstone, los pilotos español e inglés viajaron a Budapest con la convicción de volver a sumar méritos a su casillero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios