Alemania rechaza que se inyecte dinero público para rescatar a la banca italiana

  • Partidos y expertos abogan por cumplir las reglas y pagar las posibles crisis con quitas a los inversores

Conservadores y socialdemócratas alemanes, aliados en la gran coalición de gobierno que lidera Angela Merkel, rechazan la posibilidad de rescatar con fondos públicos los bancos italianos con problemas y exigen respetar las reglas aprobadas por los socios europeos. "Las reglas para la liquidación ordenada y la reestructuración de los bancos en crisis deben ser también respetadas por el Gobierno italiano", subraya en declaraciones al grupo de medios Redaktionsnetzwerk Deutschland el portavoz parlamentario de Economía de la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Merkel, Joachim Pfeiffer. En la misma línea se manifiesta su vicepresidente del grupo socialdemócrata, Carsten Schneider, al avisar de que la credibilidad de las reglas aprobadas para proteger a todos los contribuyentes europeos no puede ponerse en cuestión en la primera ocasión. Esta opinión es también respaldada por el presidente del Consejo Asesor de Economistas del Gobierno alemán, los llamados "cinco sabios", el profesor Christoph Schmidt, que insiste en que no se pueden romper las leyes para proteger a los pequeños accionistas. Por su lado, la propia canciller, Angela Merkel, se mostró convencida de que Italia, los socios europeos y las instituciones comunitarias resolverán "bien" los problemas de los bancos italianos y descartó una nueva crisis en la UE.

Por otro lado, Standard & Poor's (S&P) considera que la posible inyección de 40.000 millones de euros en la banca italiana por parte del Gobierno italiano aliviaría los problemas de solvencia del sector financiero del país. Sin embargo, desde S&P creen que la normativa comunitaria, que impide los rescates con capital público, "limita significativamente" la capacidad de maniobra del Ejecutivo italiano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios