España resiste las tensiones del mercado pese a encarecer su emisión de deuda

  • La emisión de letras a doce y dieciocho meses ha cerrado con un ligero aumento de apenas dos décimas en su rentabilidad.

El Tesoro Público resistía este martes con firmeza las tensiones que sacuden la deuda soberana europea y encontraba una excelente acogida en el mercado para su emisión de letras a doce y dieciocho meses, que ha cerrado con un ligero aumento, de apenas dos décimas, en su rentabilidad.

Los analistas destacaban la fortísima demanda que ha encontrado la emisión española en un momento de fuertes tensiones en el mercado de deuda soberana, que ha obligado a los ministros de Finanzas de la zona del euro a celebrar hoy una reunión extraordinaria para abordar la crisis griega y, en concreto, la posibilidad de otorgar un segundo paquete de ayuda a ese país.

En total, el Tesoro colocó hoy 5.417,74 millones de euros, de los cuales 3.958,17 correspondieron a las primeras, de las que las entidades solicitaron 11.295,52 millones.

El ratio de cobertura de la subasta celebrada hoy ha sido enorme, ya que la demanda -casi 17.000 millones de euros- ha sido casi el triple del importe adjudicado.

De letras a dieciocho meses se adjudicaron 1.459,57 millones, frente a los 5.702,57 solicitados.

Peor suerte ha corrido hoy el Tesoro griego, que colocó 1.625 millones de euros en letras a seis meses con una rentabilidad del 4,96 %, algo mayor al porcentaje del 4,88 % del mes pasado, un día después de que la agencia de medición de riesgo Standard & Poor's (S&P) rebajara en tres escalones la calificación de su deuda soberana hasta el nivel de bono basura.

La emisión española se ha saldado además con un ligero aumento de menos de dos décimas de su rentabilidad, que ha pasado del 2,57 % al 2,72 % para las letras a un año y del 3,13 % al 3,29 para las de un año y medio.

Sin embargo, analistas como José Luis Martínez, de Citi, indican que lo realmente importante en la subasta de hoy ha sido la demanda, máxime cuando las condiciones del mercado son "complicadas".

La cada vez mayor posibilidad de impago en Grecia y la continua discusión entre Alemania y el Banco Central Europeo (BCE) sobre cómo resolver la crisis sigue preocupando a los inversores, tal y como indica el informe semanal de materias primas de ETF Securities.

Los dirigentes europeos valorarán hoy la posibilidad de otorgar un segundo paquete de ayuda a Grecia, que podría ascender a 90.000 millones de euros, para cubrir sus necesidades de financiación hasta 2014.

La mayor controversia reside en las reticencias del BCE para aceptar bonos griegos como garantía en sus operaciones de refinanciación, en caso de que se produzca un impago.

Según explica José Carlos Díez, si el BCE no admite los nuevos bonos "cualquiera que sea el plan que propone Alemania no funcionará".

De hecho, señala, Alemania es el principal tenedor de bonos griegos, aunque se muestra convencido de que no será hoy sino el próximo lunes 20 de junio cuando los ministros de Finanzas alcanzarán el deseado acuerdo.

En su última subasta de deuda, celebrada el pasado 2 de junio, el Tesoro rompió una racha de tres subastas consecutivas con menores intereses, con lo que la emisión de hoy es la segunda seguida con mayores intereses.

La anterior emisión de letras a un año y un año medio, que tuvo lugar el 17 de mayo, se saldó con la colocación de 5.474 millones de euros y en esa ocasión sí pudo hacerlo a intereses más bajos.

El Tesoro español aún debe superar esta semana otra prueba ante los mercados, ya que el jueves intentará colocar entre 2.500 y 3.500 millones en obligaciones a ocho y quince años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios