El Eurogrupo aplaza al domingo el segundo rescate griego

  • El programa podría ascender a 105.000 millones pero se discute el papel de los bancos

Los ministros de Economía de los 17 socios del Eurogrupo escenificaron ayer de cara a la galería la solidaridad de la Unión Europea con Grecia pero fueron incapaces de cerrar el segundo plan de rescate, que podría ascender a unos 80.000 millones de euros, a los que se agregaría la aportación de 25.000 millones del sector privado, sumando así en torno a 105.000 millones. El tema más candente, la participación de los bancos privados en este nuevo esfuerzo de financiación, dividió al Eurogrupo, que aplazó la decisión para una nueva reunión que se celebrará el próximo domingo en Luxemburgo.

La participación del sector privado es una condición sine qua non para Berlín. Alemania quiere que en este nuevo rescate se contemple un canje de los bonos griegos en posesión de inversores privados que venzan en los próximos dos años, por otros cuyo vencimiento se produzca dentro de siete años. Así, se evitaría que los contribuyentes asuman toda la carga de la nueva ayuda europea y del FMI. Sin embargo, el Banco Central Europeo (BCE), y un grupo de países entre los que se encuentra España apuestan por una participación "voluntaria" del sector privado en el rescate, al considerar que la entrada de los acreedores de manera forzosa en el plan de rescate pondría en riesgo toda la Eurozona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios