De Guindos: "España está haciendo lo mismo que Alemania hace diez años"

  • El ministro explica que el Gobierno germano adoptó medidas similares para mejorar el mercado laboral, incrementar la competitividad y hacer frente a los problemas de las finanzas públicas.

Comentarios 28

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha asegurado que España está haciendo ahora lo que Alemania hizo hace diez años, al poner en marcha medidas para mejorar el comportamiento del mercado laboral, incrementar la competitividad y hacer frente a los problemas de las finanzas públicas. Así lo ha señalado el ministro en la inauguración de la cumbre hispano-alemana de empresarios que se celebra en Moncloa, donde ha asegurado que está convencido de que estas reformas tendrán "consecuencias notables y muy positivas" en el comportamiento futuro de la economía. "Y estoy seguro de que lo iremos viendo", ha dicho De Guindos, tras mostrarse también convencido de la solidaridad de Europa, que permitirá avanzar en materias como la integración bancaria, fiscal y financiera y de que la economía española volverá a crecer con intensidad y a crear empleo.

El ministro ha repasado todas las reformas puestas en marcha y se ha detenido especialmente en la financiera, que se completará en las próximas semanas y que permitirá a España situarse "francamente bien" en un ranking de clasificación de la banca europea a finales de año. De la misma forma, se ha referido a la reforma laboral, que supone un "paso importante" para romper mecanismos del pasado con un "impacto muy negativo" en el empleo. Según De Guindos, no puede ser que cada vez que la economía se desacelere las empresas recurran al despido. "Eso se tiene que acabar", ha dicho, tras recordar que ha llevado a tasas "absolutamente inaceptables". Igualmente, se ha referido a la consolidación fiscal y ha asegurado que España hará el mayor esfuerzo en términos estructurales de todos los países de la OCDE para reducir el déficit desde el entorno del 9% de 2011 al 2,8% acordado en 2014. "Ningún otros país hará un saneamiento tan profundo, rápido e importante", ha dicho,  tras recordar que el plan bianual presentado por el Gobierno supone reducir el déficit con medidas por valor de más de 100.000 millones en 2013 y 2014 y resaltar el compromiso de todas las administraciones en esta materia. 

Tras repasar las reformas, De Guindos ha garantizado que aquí no acaba la agenda reformista, que continuará en los próximos meses con una nueva Ley sobre la Unidad de Mercado, la modificación de los organismos reguladores, el desarrollo de nuevas fuentes de financiación para pymes, el Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) y un nuevo impulso liberalizador en los servicios profesionales.

El ministro ha comenzado su intervención resaltando la importancia que tiene para España un socio como Alemania y confiando en que el encuentro hispano-empresarial sea "extremadamente útil" para intensificar las relaciones entre ambos países.  

Economía competitiva y sostenible

El titular de la cartera de Economía ha insistido en que España cuenta con una economía "competitiva y sostenible", a pesar del ajuste que atraviesa en estos momentos por la combinación de los desequilibrios acumulados con la crisis financiera internacional internacional, que llevó a un deterioro "muy notable" de sus finanzas públicas españolas y su mercado laboral. A pesar de esta situación, De Guindos, ha asegurado que el país está sentando las bases del crecimiento futuro, corrigiendo los desequilibrios y poniendo "la semilla" y las bases" de la recuperación. "El objetivo fundamental de la política es corregir los desequilibrios", ha subrayado. Según De Guindos, España tiene capacidad de crecimiento porque cuenta con un nivel de deuda pública inferior a la media comunitaria en diez o doce puntos, por debajo de la alemana,  y porque el año que viene contará con un saldo primario de las cuentas públicas casi estabilizado.

Además, la economía española está bien preparada para hacer frente a los retos del envejecimiento y cuenta con un sector financiero que, tras uno de los procesos de reestructuración "más intensos", incluye con unos balances bancarios que suponen un porcentaje sobre el PIB similar al alemán y menor que el de Reino Unido e Irlanda. De la misma forma, cuenta con superávit comercial con la zona euro y ha reducido notablemente el déficit con Alemania, gracias a la ralentización de las importaciones, pero también a la evolución "muy adecuada" de las exportaciones. En este mismo sentido, el ministro ha resaltado la moderación de los costes laborales unitarios, que debe continuar pero no a través de la destrucción de empleo,  la reducción de las necesidades de financiación y la reconducción del nivel de endeudamiento privado, que en 2017-2018 será "muy similar" al del resto de Europa. "Estos son los hechos objetivos de la economía", ha dicho De Guindos, tras lamentar que a veces no se tengan en cuenta por estar centrados en aspectos a más corto plazo. "Y esto enlaza con la política del Gobierno, que pretende corregir los desequilibrios y apuntalar el crecimiento potencial", ha dicho.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios