Méndez abandera la llamada a la huelga general en un Rodiezmo sin Zapatero

  • Los sindicalistas critican el cambio en las políticas sociales del Ejecutivo mientras Guerra se burla de Rajoy por querer ir a la fiesta minera.

Comentarios 28

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha abanderado la llamada a secundar la huelga general convocada para el 29 de septiembre en la fiesta minera astur-leonesa de Rodiezmo, que no ha contado en esta edición con la presencia del jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

La fiesta, organizada por SOMA-FIA-UGT, ha tenido algo menos de afluencia que en otras ocasiones y los representantes sindicales que han tomado la palabra han expresado su preocupación por el cambio en las políticas sociales del Ejecutivo y por el futuro del sector del carbón. Pero no han faltado las críticas al principal partido de la oposición y a su líder, Mariano Rajoy, quien, a juicio de Méndez, no hace propuesta alguna y se está limitando a recoger el fruto de la deriva del Gobierno.

Más duro ha sido otro de los habituales de esta celebración, el ex vicepresidente del Gobierno Alfonso Guerra, quien ante las declaraciones de Rajoy en las que aseguraba que si él fuera Zapatero habría acudido a Rodiezmo, ha expresado su sorpresa por el interés repentino por esta fiesta. "El señor del PP, que llevaba mucho tiempo tumbado en la hamaca con un puro en la boca, el indolente, perezoso, haragán y holgazán se levantó de la hamaca para decir que quería ir a Rodiezmo. ¿Qué es lo que está pasando en la derecha que está entusiasmada con Rodiezmo?", se ha preguntado.

Lo que ha habido en esta localidad leonesa han sido llamadas a secundar la huelga general, pero matizaciones por parte de algunos de los intervinientes, como el secretario general de SOMA-FIA-UGT, José Ángel Fernández Villa, de que, pese a los desencuentros puntuales, no hay que perder de vista que ugetistas y socialistas forman parte de un mismo tronco. En esa línea, ha subrayado que hay que apostar decididamente por que el PSOE venza en las próximas citas electorales.

Eso no ha sido óbice para que Méndez haya justificado la huelga general y se haya rebelado contra una política del Gobierno que considera "un canto a la impotencia y la resignación" que niega las posibilidades de un futuro mejor para el país. "El problema del Gobierno no es que se haya quedado sin discurso, es que ha abrazado a la fuerza el discurso que combatía hasta hace pocos meses", ha explicado el líder ugetista, quien ha visto al Ejecutivo como "el campeón a la fuerza" de las nuevas políticas. Ha rechazado rotundamente la reforma laboral, ha advertido de que se está a punto de "hacer trizas" el Pacto de Toledo si se eleva a 67 años la edad de jubilación y ha defendido una política alternativa que pasa por una nueva fiscalidad.

No ha habido en Rodiezmo representantes del Gobierno para escuchar esas críticas, pero sí del PSOE. En nombre de la Ejecutiva Federal socialista ha estado presente Álvaro Cuesta, y entre los intervinientes han participado el presidente de Asturias, Vicente Álvarez Areces, y el que será candidato socialista a renovar su victoria en el Principado en las elecciones del próximo mes de mayo: Javier Fernández.

No han sido generalizadas las alusiones directas a la ausencia de Zapatero y sólo alguno de los oradores, como el secretario general de FIA-UGT de Castilla y León, Manuel López, se ha referido a su inasistencia sin citarle: "Hoy aquí estamos todos los que tenemos que estar, ni uno más ni uno menos". Alfonso Guerra, además de criticar la actitud de Rajoy, ha arremetido contra la intención del PP de considerarse el partido de los trabajadores ("será de los trabajadores del Gürtel", ha dicho) y ha afeado actitudes como la del "robatrajes de Valencia", en alusión a Francisco Camps.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios