Miles de agricultores europeos piden en Luxemburgo ayudas para superar la crisis

  • COAG critica que las medidas adoptadas por la UE no ayudan a la agricultura, sino que "la destruyen".

Varios miles de agricultores y ganaderos europeos, entre ellos varios centenares llegados desde España, se manifiestan en Luxemburgo para reclamar medidas urgentes para que la agricultura europea pueda hacer frente a los efectos de la crisis, especialmente para los subsectores lácteo, oleícola, vinícola, cárnico y hortofrutícola.

Los manifestantes, que también han sumado a la marcha tractores llegados de los países más próximos a Luxemburgo, se dieron cita en el centro de la ciudad, con el objetivo de dirigirse a la sede del Consejo de la UE, en donde este lunes se reúnen los ministros de Agricultura.

En rueda de prensa, el presidente del Comité de Organizaciones Agrarias y de Cooperativas Europeas (COPA-COGECA), Padraig Walshe, aseguró que "si no se actúa muy rápidamente, se estará poniendo en peligro el futuro del suministro de productos alimentarios en toda Europa", por lo que reclamó una respuesta "inmediata".

Walshe, cuya organización es la organizadora de la manifestación, recordó que el sector de la leche "ha sido afectado como ningún otro" por la "muy grave" crisis de los últimos meses, pero recalcó que no ha sido el único y pidió también ayudas para otros subsectores de la agricultura y ganadería que sufren el impacto. "Nuestros ministros de agricultura deben dar una respuesta inmediata y por eso estamos aquí, para exigírsela. Porque sin agricultores no hay alimentos", insistió.

Además, aseguró que sin una rápida actuación se estará "poniendo en peligro el futuro del suministro de productos alimentarios en toda Europa". El presidente de COPA-COGECA recalcó que "los agricultores de las zonas de montaña o desfavorecidas, que producen el 60% de la leche de la UE, podrían perfectamente desaparecer para siempre".

Destrucción de la agricultura europea

El responsable de Relaciones Internacionales de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG), Rafael Hernández, que encabeza la representación de esta organización en la protesta, denunció que las medidas adoptadas hasta ahora en el seno de la UE "no sólo no favorecen a la agricultura, sino que la destruyen".

Tras subrayar que "sin agricultores no hay comida" y alertar de que "cada minuto desaparece un agricultor en la UE", Hernández explicó que el contexto de crisis exige medidas urgentes "para los diferentes sectores y subsectores de la agricultura y ganadería".

En concreto, el portavoz de COAG denunció que la crisis que está atravesando el sector lechero es "insostenible" y afirmó que son necesarias "medidas de mercado" para actuar sobre los precios para que la remuneración a los productores "cubra como mínimo los costes de producción".

También hizo referencia a las dificultades del sector oleícola para explicar que el aceite de oliva se está vendiendo "por debajo del coste de producción", lo que "está arruinando explotaciones".

A juicio de Hernández, los acuerdos suscritos por la Unión Europea con algunos países terceros, y otros similares que se están negociando, están "destruyendo la producción de frutas y hortalizas" en los campos europeos.

El responsable de COAG se preguntó por qué si en el seno de la UE se debaten medidas para una mayor regulación de los mercados financieros con la que hacer frente a la crisis, en el caso agrícola "se plantea justamente lo contrario". Criticó la desregularización y el desmantelamiento de las políticas del mercado agrícola que, en su opinión, se están produciendo. "Hay que hablar de precios, de costes de producción y de regular los mercados", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios