Salgado asegura que el número de parados no llegará a cinco millones este año

  • La ministra constata que a España le queda un margen de endeudamiento superior a los 150.000 millones de euros.

Comentarios 57

España no llegará a las cinco millones de parados este año. Esta es la predicción de la ministra de Economía y Hacienda, según ha explicado en el diario La Vanguardia. Salgado se mostró convencida de que todo parece indicar que lo peor de la crisis ya ha pasado -durante el primer trimestre-, si bien matizó que esto no supone una recuperación real. Además, aseguró que a España le queda un margen de endeudamiento superior a los 150.000 millones de euros, y señaló que "lo que hagamos a partir de ahora será pensando en el futuro, en ese cambio de modelo".   

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, expuso su visión sobre la situación financiera actual y sobre las medidas que, desde el Gobierno, se están experimentando con el fin de paliar los efectos más acuciantes de la crisis. Sobre el desempleo, uno de los temas que más se ve afectado por las dificultades económicas, la ministra aseguró que en 2009, España no llegará a los cinco millones de parados, según la pequeña inflexión que se ha podido apreciar entre finales de abril y primeros de mayo.

Precisamente en ese periodo, se han observados pequeños indicios positivos, como es el descenso por primera vez de la morosidad de las cajas, una desaceleración en el incremento del paro o una mejora en la confianza de consumidores. No obstante, señaló, aún no se puede hablar de una recuperación efectiva, pero "para empezar a crecer, lo primero es no continuar cayendo, y esto es lo que creemos que está empezando a suceder".

En cuanto a las diferentes reformas iniciadas por el Gobierno, Salgado hizo referencia a la reforma laboral, asegurando que "sí la habrá" y recordó que buscará el acuerdo entre sindicatos y empresarios. También habló de la reforma del mercado de trabajo. Ésta, señaló, es la más importante en estos momentos, y añadió que "ahora, lo fundamental es evitar caer en tentaciones proteccionistas que impidan avanzar en una economía más abierta". Pero para Salgado, la reforma estructural más importante será la transposición "ambiciosa" de la directiva de servicios porque implica a tres niveles de la administración y se modificarán 40 leyes y 500 decretos.

En otro momento de la entrevista, la ministra hizo referencia al margen de endeudamiento que aún le queda a España, y que aseguró, es superior a los 150.000 millones de euros, si se tienen en cuenta las previsiones de la Comisión Europea, que estima que la deuda española llegará a finales de 2010 al 62 por ciento del PIB, mientras que ahora está en torno al 45 por ciento, y cada punto del PIB se estima en unos 10.000 millones. Las propias predicciones de Salgado en este sentido apuntan a que la deuda se situará en torno al 60 por ciento del PIB a finales del año que viene, teniendo en cuenta todas las medidas promulgadas por el Gobierno para sacar a España de la crisis. No obstante, y a pesar de este margen, la titular de Economía señaló que no habrá más planes de estímulo de los ya previstos para detener la crisis. "Lo que hagamos a partir de ahora será pensando en el futuro, en ese cambio de modelo", indicó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios