La crisis empuja a Endesa a ralentizar su ritmo inversor en Andalucía

  • La eléctrica invertirá 4.100 millones hasta 2011, mil menos de lo previsto · El consumo cae un 4% y la mora se duplica, al 1%

La crisis obliga a Endesa a revisar a la baja sus planes de inversión para Andalucía. La eléctrica, que había previsto asumir un desembolso de 5.230 millones de euros entre 2007 y 2011 para consolidar el mayor de sus mercados, rebajará esa cifra en más de mil millones, hasta los 4.100. Así lo confirmó ayer el director general de Endesa para Andalucía y Extremadura, Francisco Arteaga, que, pese a todo, sacó pecho por mantener unos "niveles de inversión incomparables con los de cualquier otra empresa".

En el trasfondo, claro, la adversa coyuntura económica. "Se trata de un ajuste a la demanda", justificó Arteaga. Un consumo que ha caído un 4% en Andalucía y un 8% a nivel nacional en lo que va de año, a pesar de que cerró 2008 con un incremento del 0,9%. "Somos un termómetro directo del entorno y lo que está pasando en 2009 no ha ocurrido nunca", sentenció el responsable de Endesa. Es más, si vamos al detalle, la situación pinta aún peor. El descenso no deriva del consumo residencial, que "prácticamente no ha bajado", sino de la desaceleración de los sectores industrial y de servicios, con recortes de entre el 15% y el 20%. En Andalucía la caída es la mitad que a nivel español, lo que sería una buena noticia si no fuera porque el peso industrial en la región también es menor.

Esta debilidad de la demanda eléctrica, por lo pronto, ya ha provocado que la inversión para 2009 sea inferior a la del año pasado, cuando Endesa gastó 900 millones -400 en distribución, 200 en generación, sobre todo, renovable, y 300 en mantenimiento- frente a los 800 presupuestados para éste. "En generación, aplazaremos muchas inversiones por razones lógicas: caída del consumo e infraestructuras con capacidad ociosa", explicó Arteaga en un encuentro informativo en el marco de Los Aperitivos de La Raza. Por su parte, en distribución, el ajuste rondará "el 10-15% de la inversión", añadió.

La morosidad también está haciendo apretar los dientes a Endesa. En un sector como el eléctrico, en el que tradicionalmente la tasa ha rondado el 0,4%, ahora está cerca del 1%. "Si nos comparamos con otros sectores, nos va de maravilla, pero la otra cara de la moneda es que esto se traduce en una reducción del beneficio del 10%", analizó. Un impacto al que se suma el retraso en los pagos de las administraciones públicas. "Esta práctica se está intensificando y nos preocupa; puede suponer medio punto más en la mora total", añadió.

Asimismo, Arteaga señaló que una de las apuestas de la compañía son las renovables. Indicó que, tras pasar a manos de Acciona y Enel, la firma se desprendió de 330 Mw de potencia, pero cuenta con proyectos en curso por 180 y 500 más en cartera. En 10 años, el peso de las renovables en Endesa ha pasado del 10% al 50% actual.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios