Las empresas que no contraten una tarifa libre de luz pagarán un recargo

  • La medida no afecta a los hogares y sólo se aplicará a los clientes con una potencia superior a 10 kw como pymes, comercios y pequeñas industrias · El Gobierno pretende fomentar la competencia en este mercado

Comentarios 1

Los clientes con una potencia contratada superior a 10 kilovatios -principalmente industrias y pymes- deberán negociar ya una tarifa eléctrica con una de las 19 comercializadoras de mercado libre autorizadas por la Comisión Nacional de la Energía si no quieren pagar un recargo a partir del 1 de julio. El Gobierno pretende que la liberalización del mercado sea una realidad cuanto antes en este segmento, por lo que establecerá una tarifa "disuasoria" para fomentar que estos abonados opten por una tarifa libre.

Un total de 685.000 clientes de Endesa resultarían afectados en Andalucía y Extremadura, según datos de la eléctrica. La medida no se aplicará a los hogares, ya que por regla general, contratan una potencia inferior a 10 kilovatios, según aclaró ayer el director de Atención al Cliente de Sevillana-Endesa, Julio Moratalla.

El directivo de la compañía, que acudió a la Cámara de Comercio para explicar a los empresarios la reforma del mercado eléctrico, aclaró que el Gobierno establecerá "un precio disuasorio" para aquellos clientes con una potencia superior a 10 kilovatios que no negocien con una operadora del mercado libre. El recargo será establecido por el Gobierno en una orden ministerial cuya aprobación se prevé para "el 25 o el 26 de junio".

Aunque todavía no se conoce su contenido, el directivo de Sevillana-Endesa aventuró que podría ir en línea con la liberalización del mercado de media tensión que se ejecutó el año pasado. "El precio de la media tensión se encareció entonces un 15% y se penalizó cada mes con un 5% más", señaló Moratalla, que recomendó a las empresas "que negocien rápidamente con un operador del mercado libre para llegar al uno de julio con un contrato firmado". Para estos abonados, algunos operadores ya han lanzado algunas ofertas especiales. Por ejemplo, Endesa ofrece descuentos de hasta el 15% sobre la tarifa actual, mientras que Iberdrola propone hasta un 12% para pymes.

La situación de los hogares es radicalmente distinta ya que, salvo contadas excepciones, su potencia contratada es inferior a 10 kilovatios, categoría en la que se encuadran 4,2 millones de clientes en Andalucía. A partir del uno de julio, tendrán dos opciones. La primera es no hacer nada, por lo que serán transferidos a la Tarifa de Último Recurso (TUR), cuyo precio será estipulado por el Gobierno en la orden ministerial mencionada anteriormente. La TUR será facturada en Andalucía por Endesa salvo en los municipios en los que la electricidad sea distribuida por una revendedora, donde será asumida por Hidrocantábrico.

La segunda opción es negociar con una de las 19 operadoras de mercado libre, las cuales aún están esperando a que el Ministerio fije la TUR para lanzar sus ofertas. "La recomendación que estamos trasladando desde Endesa a los clientes con una potencia contratada igual o inferior a 10 kw es que no hagan nada hasta que no conozcan el precio que el Gobierno establezca para la TUR", afirmó Moratalla, que incidió en que "no es obligatorio cambiar de operadora antes del uno de julio, ya que se puede hacer en cualquier momento, por lo que es mejor esperar y comparar las ofertas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios