La ilusión del sueño cumplido

  • Experiencia. Muchos años de devoción, de peregrinación y de romería ponen en valor a los encargados de llevar a miles de devotos hasta la aldea, ante la Virgen

Este año se cumple un sueño. El que muchos romeros tienen en algún momento de sus vidas. Ser hermano mayor es algo diferente, un honor y una responsabilidad a la que muchos aspiran. Los de las hermandades de la capital, Huelva y Emigrantes, viven estos días plenos de emoción. Es su momento y se sienten satisfechos por ello. Esperan que la romería acabe sin ninguna incidencia, con felicidad entre sus hermanos y la promesa de volver el año que viene.

Francisco Zambrano, hermano mayor de Huelva, cree que éste es su año, sin duda. Llevaba mucho tiempo con el deseo de conducir algún día a su hermandad hasta la aldea, pero muchos detalles han hecho especial para él esta romería de 2011. Desde la coincidencia de la salida, el jueves, con su aniversario de boda, hasta los actos celebrados anteriormente por su hermandad en Gibraleón, cuna de su abuela, raíz de su fe rociera, o de la coronación de la Virgen de la Victoria, reina de su barrio, el Polvorín.

"Uno quiere ser hermano mayor siempre pero es la Virgen la que marca cuál es el año que debe ser. A mí se me dan una serie de circunstancias que lo han hecho aún más especial para mí", explica.

En el caso de Inmaculada Palanco, hermana mayor de Emigrantes, el deseo también existió siempre, aunque fue en la romería pasada cuando sintió la llamada.

"En Gato se lo dije a nuestro presidente, a Fernando [Rodríguez], que quería presentarme para este año. Mis tíos, que son casi como mis padres, me dijeron que les haría mucha ilusión verme antes de que fueran más mayores. Lo vi con mi familia, mi hijo me animó mucho y presenté mi carta", recuerda esta mujer que también cree especial este 2011.

"Hay momentos muy bonitos y emocionantes pero este año es muy especial por la llegada a la plaza del Punto y ser la primera hermandad que pasa por el monumento de la Virgen. Ya pude vivir momentos emocionantes con su inauguración, y también la peregrinación, el contacto con otros hermanos mayores, los actos con la Guardia Civil, la gala flamenca, el pregón. Y, por supuesto, la entrega del Simpecado el miércoles por la mañana, muy emocionante", apunta.

Para Francisco Zambrano, hay también muchas situaciones que "tienen su pellizquito" pero aguarda con especial ilusión el Lunes de Pentecostés, cuando en la procesión la Virgen llegue hasta la casa de la hermandad de Huelva y le toque recibirla junto al Simpecado. "Creo que será un momento inolvidable y por el que vale la pena todo el esfuerzo hecho".

Tras 35 años acudiendo a la romería del Rocío, la mayoría de ellos como hermano de Huelva, Francisco Zambrano se remonta también a su experiencia de 2002, cuando acompañó al entonces hermano mayor, Antonio Sánchez, "mi compadre".

"Desde entonces -confiesa- se que es mucho el trabajo y el sacrificio que hay que hacer. Yo también voy a tener a gente a mi lado, a la que agradezco su apoyo y su dedicación". Entre ellos, su familia, su mujer, sus dos hijas y su madre, para las que también es una ocasión muy especial, con el recuerdo muy presente de su abuela materna, fuente rociera.

En el caso de Inmaculada Palanco, la ilusión le llega también del lado de su hijo, que con 16 años la ha acompañado durante el camino mientras ya sueña con tomar su relevo dentro de unos años.

"Mi marido está muy contento y me ha dado el apoyo necesario. Pero mi hijo está muy feliz y ya nos ha dicho que le gustaría ser algún día hermano mayor, aunque para eso todavía le queda un poco", reconoce.

Son días de emoción para ambos hermanos mayores. Inmaculada seguro que no se olvida de sus inicios en el camino, junto a sus tíos, primero durmiendo en el coche, después en tiendas de campaña, integrados en Emigrantes después de su particular peregrinaje laboral por España. Francisco tendrá el recuerdo de su abuela, y de sus primeras salidas con Huelva entre amigos. Ésta es su romería, la que ha cumplido su sueño de tantos años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios