El Papa reza en el Muro de las Lamentaciones

lEn uno de esos gestos que pasan a la historia, Benedicto XVI rezó ayer durante unos minutos en el Muro de las Lamentaciones de Jerusalén, el lugar más sagrado para los judíos. El Papa introdujo después de su plegaria un pequeño papel con un deseo tal y como hacen los hebreos cada vez que acuden a este lugar donde se levantaba el templo de David. La oración de Ratzinger se produjo un día después de su visita al memorial del Holocausto, donde realizó un discurso duramente criticado por su tibieza en medios isrealíes e internacionales. Y es que la visita del Pontífice a Tierra Santa se está viendo rodeada cada vez más por una fuerte polémica, que vivirá hoy una nueva ocasión cuando Benedicto XVI se traslade a Belén en los terrotorios bajo control palestino. Y eso que lleva un mensaje de paz y reconciliación.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios